Archivo | marzo 2012

Leche Frita

Leche Frita

Es ya una constante en nuestro día a día encontrarnos con  vosotr@s, nuestras seguidoras del blog y que no podáis evitar preguntarnos: ¿Qué tenéis preparado para esta semana? Nos acercamos al final de la Cuaresma y no queríamos dejar de dar un plato, mejor un postre típico de estas fechas. No conseguíamos decidirnos, son todos tan caseros, tan de nuestra infancia que cualquiera de ellos era candidato perfecto! Al final, pensando en grandes y pequeños, en su dulce sabor y en todos los recuerdos que nos trae, nos hemos decidido por la leche frita! Ha sido muy divertido porque al ir diciéndolo, prácticamente tod@s habéis contestado con el mismo tono y las mismas palabras: Leche Frita!!!! mmm…hace años que no la pruebo, mi abuela me la hacía cuando…

Leche Frita

Con estas respuestas, aun hemos tenido más claro que acertábamos con la receta. Teníamos muchas ganas de traeros un postre casero, de los que gustan mucho y curiosamente se están perdiendo en los hogares en los que no hay cerca una abuelita, aunque sin embargo, sea uno de los más populares de nuestro país. Queremos que esta exquisitez no desaparezca, que vuelva a estar entre las recetas de nuestra generación y que nuestros niños nos la pidan!

Leche Frita

Leche Frita

Es un plato sano y uno de sus múltiples atractivos está en su bajo aporte calórico para su condición de “dulce”. Al estar rebozada y frita, su color es dorado, con un sabor y una textura cremosa, pero con consistencia. Para su presentación, tal y como lo hacemos nosotras, la superficie suele estar espolvoreada con azúcar glass y con canela. Para los más atrevidos, se puede flambear con un buen licor que le da un toque muy especial!

Leche Frita

Leche Frita

Ingredientes:

  • 750 ml. Leche entera
  • 2 yemas de huevo
  • 60 gr. de harina fina de maíz (Maizena)
  • 75 gr. de azúcar
  • 40 gr. de mantequilla sin sal
  • La cáscara de un limón (a ser posible orgánico pues el sabor es increíble)
  • 1 ramita de canela
  • 1 vaina de vainilla o una cucharita de extracto de vainilla puro.
  • Margarina para engrasar el molde
  • Harina y 2 huevos para rebozar
  • Canela en polvo y azúcar glas para espolvorear

Preparación:

Empezaremos poniendo toda la leche menos una taza, que reservamos, en una olla o cazo con la cáscara del limón (previamente bien limpio y sacada su cáscara con un pelador evitando la parte blanca), la ramita de canela, la mantequilla y las semillas de vainilla (que habremos sacado con mucho cuidado abriendo la vaina) a calentar a fuego medio hasta que hierva. A continuación apartamos y lo reservamos, dejando que ésta llegue a infusionar durante unos minutos. La taza de leche fria que habíamos reservado la mezclaremos con la Maizena removiendo bien para que no queden grumos (que evitarás si viertes la leche sobre la Maizena y no al revés).

Mientras en otra olla batimos con las varillas eléctricas en velocidad mínima, las yemas y el azúcar hasta que la mezcla blanquea, le añadimos la taza de leche con la harina de maíz, batiendo bien  y a continuación, volcaremos a través de un colador, la leche aromatizada. Pondremos a fuego medio removiendo de manera constante durante unos 10-12 minutos hasta que espese.

Ahora ya tendremos molde o fuente que vamos a utilizar, engrasado con un poco de margarina. Este tema realmente va a gustos, pues a nosotras nos gusta más finita pero hay quien prefieren los cortes de leche frita más gruesos, pues en función de esto elegiremos la fuente. Volcamos la crema en el molde y extendemos de manera que la superficie quede lo más lisa posible, y cubrimos con un film transparente a ras de la crema, para que no cree costra, y lo dejamos enfriar completamente. A continuación lo meteremos el el frigorífico durante varias horas (2 ó 3 mínimo), o incluso hasta el día siguiente!

Para freir, volcaremos la crema ya cuajada en un plato o bandeja, cortaremos en rectángulos o cuadrados, pasaremos cada trozo por harina (de trigo normal) y huevo batido; freiremos en una sartén con abundante aceite de oliva suave, a fuego medio para que no se nos queme el huevo. Los iremos sacando cuando ya estén dorados y los pondremos en papel absorbente para quitarles cualquier exceso de aceite. Ahora dejamos enfriar un poco y espolvoreamos con un colador,  azúcar glas (o si preferís azúcar normal) mezclado con una cucharita de canela en polvo. Y ya están listas éstas delicias!

Leche Frita

Susana, del blog Delantal o Mandil, nos ha propuesto participar en el Recetario Mañoso de Cuaresma, que es un blog creado por varios bloggers aragoneses, y con cuya iniciativa, hacen repaso a los platos típicos de ésta época del año. No hemos podido resistirnos y con esta receta colaboramos con ellos en su fabuloso recetario, que se publicará en su blog el 12 de abril.

Esperamos que disfrutéis mucho haciendo esta receta en casa durante los días de vacaciones!

Cookies de Chocolate

Galletas Chocolate

Pensando en el lunes “día de los papis”, se nos ocurrió que una manera bonita y sencilla para tener un detalle y que tanto las mamis como  los peques pudieran participar de esa sorpresa es prepararles un buen desayuno…..algo con chocolate pues a eso no hay quien se resista!  A nosotras nos encanta el Brownie y si os apetece aquí lo podéis encontrar, pero esta vez queríamos algo más sencillo, una receta que fuera un regalo en sí misma y la forma de servirla, una manera de dar cariño.

Galletas de Chocolate

Galletas de Chocolate

Es un día especial y unas sabrosas galletas de chocolate tiernas y jugosas que se funden en la boca con un intenso sabor a chocolate, nos parece la mejor opción! ya nos podemos imaginar a los peques llevándoles una bandeja con el desayuno a la cama, un bonito dibujo hecho con todo su cariño y una tonelada de besitos y risas de esas que a los papis nos derriten!

Galletas de Chocolate

Galletas de Chocolate

Galletas de Chocolate

Es una receta fácil, con ingredientes sencillos y que podéis dejar hechas el día anterior pues si las guardáis bien en un bote hermético quedarán tan sabrosas como el primer día, aunque para ser sinceros recién hechas y todavía tibias es como están irresistibles y si las probáis no dejaréis ni una! Patricia aprendió a hacerlas en Estados Unidos donde hay mucha cultura de todo tipo de galletas cookies, y donde se las ingenian para añadiendo diferentes ingredientes, hacer una gran variedad de ellas.

Galletas de Chocolate

Cookies de Chocolate

Nosotras hemos utilizado tres tipos de chocolate, además de las pepitas, pues la textura de cada uno de los chocolates juntos, hace que su sabor sea como una explosión en la boca. También es verdad, que si solo tenéis en la despensa el habitual de postres de Nestlé pues seguro que también os saldrán muy buenas, eso sí no os olvidéis de las chips de chocolate, pues es la gracia de la galleta!

Ingredientes:

  • 150 gr. azúcar (nosotras hemos utilizado azúcar moreno)
  • 40 gr. harina de repostería (nosotras las hicimos con harina de trigo integral)
  • 80 gr. de mantequilla
  • 2 huevos
  • 50 gr. de chocolate con leche
  • 80 gr.de chocolate negro al 70% de cacao (nosotras utilizamos el de Lindt)
  • 50 gr. de chocolate negro al 50 % de cacao (chocolate de postres Nestlé)
  • 150 gr. de chips (pepitas) de chocolate (las encuentras en Mercadona)
  • Pizca de sal (1/4 cdta)
  • Pizca de levadura  (1/4 cdta)
  • 1 cdta de extracto de vainilla

Preparación:

Precalentamos el horno a 180º. Empezaremos fundiendo la mantequilla y los diferentes tipos de chocolate (excepto los chips de chocolate) en un bol a baño María o si se prefiere en el microondas con cuidado de que el chocolate no se queme. En otro cuenco mezclaremos los huevos, el azúcar y la cucharadita de vainilla, que batiremos con varillas eléctricas hasta que nuestra mezcla quede esponjosa e incremente su volumen.

A continuación añadiremos la mezcla de los chocolates y la mantequilla, batiendo a mano suavemente para que queden bien integrados. Seguidamente incorporamos la harina, la sal y la levadura y cuidadosamente mezclaremos todo hasta conseguir una masa homogénea. Es ahora cuando le ponemos los chips y una vez lista cubriremos con un film transparente el cuenco y lo metemos en el frigorífico durante unos 15 ó 20 min. para que la mezcla solidifique un poco y nos sea más fácil hacer las bolitas de masa.

Una vez transcurrido ese tiempo, con una cuchara de helados pequeña o cuchara sopera, vamos cogiendo bolitas de masa, intentando que queden lo mas redonditas posible para que luego nuestras galletas queden bonitas y de forma regular. Las colocaremos en una bandeja de horno cubierta con un papel sulfurado y dejando entre cada una de ellas 3 ó 4 ctm. para que cuando tomen forma en el horno no se peguen entre ellas. Horneamos unos 11 ó 12 min. hasta que los bordes estén secos, el resto se secará fuera a temperatura ambiente en una rejilla.

Con esta cantidad de masa, nosotras haciendo dos tandas de bandejas sacamos unas 32-34 galletas, dependiendo del tamaño que le hemos dado. Esperamos que os gusten!

Galletas de Chocolate

Nota: Queremos agradecer a Toni, de “La Casona” de Sitges, su gran apoyo prestándonos esos carretes de cintas tan bonitos.

Carpaccio de Gambas con Vinagreta de Trufa Negra y Aroma Cítrico

Carpaccio de Gambas

Muchas veces el aroma de un plato y otras el sabor nos transportan a la infancia, haciéndonos recordar momentos vividos, lugares e incluso personas concretas. Seguro que habéis experimentado esta sensación que nos conecta con nuestra propia historia más de una vez!

Carpaccio de Gambas

Carpaccio de Gambas

Después de dos fantásticas recetas dulces, ahora nos apetecía algo más saladito y ligero, algo marinero para extrenar este apartado, pero con un toque más delicado, y como por arte de magia fluyeron varias ideas a la vez que nos hicieron pensar en el plato que hoy os traemos. Primero, teníamos claro que Marzo no podía pasar sin cocinar algo para vosotr@s con trufa, protagonista de la que tanto se esta escribiendo ahora que es la temporada y por la que los truferos en Navarra han estado celebrando su feria esta semana pasada. Por otro lado, hacía días que queríamos presentar alguno de los tesoros del gran azul, y en este caso la gamba (o el langostino) de Sanlúcar, cuándo Patri esta en Cádiz, o la de Vilanova cuando la servimos aquí en Sitges, así que decidido!!

Carpaccio de Gambas

Carpaccio de Gambas

La vista es otro de los sentidos que nos ayudan a despertar nuestros recuerdos y justo es lo que nos pasa con esta receta, coincidiendo las dos, ya que tiene la gracia de juntar dos ingredientes antagónicos y a la vez complementarios, la gamba del mar y la trufa de tierra, como nosotras, Patricia de la costa, Adela del interior. Así decidimos juntar los dos elementos en uno, sabiendo que este plato sería una exquisitez para los sentidos. Es sencillo y sofisticado a la vez, lleno de tradición pero con detalles de innovación en su elaboración y lo mejor,  de lo más fácil para preparar!

Carpaccio de Gambas

Carpaccio de Gambas

Carpaccio de Gambas con Vinagreta de Trufa Negra y Aroma Cítrico

Esta receta nosotras recomendamos hacerla con gamba fresca, aunque si son congeladas pero de buena calidad, seguro podéis conseguir un resultado muy similar, lo único que en el proceso de preparación os saltáis un paso. Ahora lo entenderéis.

Carpaccio de Gambas

Ingredientes:

  • 6 gambas frescas
  • 2 Limas pequeñas
  • Aceite de Oliva Virgen Extra a la Trufa negra
  • Vinagre balsámico de Módena
  • Flor de sal, o sal Maldon (nosotras hemos utilizado una sal con trufa)

Preparación:

Empezaremos con las gambas, quitamos las cabezas y  pelamos y retiramos el conducto intestinal. Para l@s súper cocinitas, podéis utilizar estas cabezas y pieles para sacar su extracto y utilizarlo para un arroz, unas croquetas, unos fideos caldosos etc…

En una superficie plana, colocamos papel film transparente y lo doblamos por la mitad, en el interior colocamos las gambas una a una, cubriremos con la otra mitad del film y con la ayuda de un martillo de cocina (de superficie plana) o un rodillo de amasar, iremos aplastando cada gamba hasta que consigamos un filete fino. A continuación, tal cual están envueltas en el film, las metemos al congelador durante unas horas, para sacarlas más tarde cuando se vayan a preparar. Una vez descongeladas, con mucho cuidado despegaremos el papel y depositaremos las gambas también una a una, ayudándonos de una lengua o rebañador, en el lugar donde nos apetezca servirlas, ya sea en unas tostadas ( de pan extra fino para no eclipsar el sabor) o en un plato o bandeja. Nos aseguraremos de presentarlas con el lomo rayado hacia arriba pues queda mucho más vistoso y atractivo.

A continuación  prepararemos la vinagreta con el aceite de trufa negra (o en su defecto un aceite de oliva virgen extra) y  unas gotas de vinagre de Módena, removemos bien y con la ayuda de una cucharita vamos aliñando las gambas por encima. Seguidamente le echaremos por encima la sal y para terminar el plato, rallaremos por encima la piel de la lima, procurando que solo sea la parte verde, lo que le dará un aroma y un gusto exquisito! Si no disponemos de aceite de trufa que quizás sea menos fácil de encontrar, también podríamos rallarle un poco de trufa negra por encima de las gambas que sí que se encuentra en muchos supermercados en pequeños botecitos de cristal.

Esperamos que os guste!

Carpaccio de Gambas

Tarta de Almendras

Tarta de Almendras

Os habéis fijado que ya están floreciendo los almendros?…nos encanta el invierno y la acogedora sensación de compartir momentos dentro de casa, pero hay que reconocer que… ver que la luz de la tarde nos acompaña cada día un ratito más, nos llena de energía y optimismo! Tenemos la suerte de vivir en una zona donde hay bastantes almendros…y este fin de semana no nos hemos podido resistir a dar un relajante paseo para disfrutar de la estampa que anuncia que se acerca la primavera…mimosas y almendros en flor!

Tarta de Almendras

Pensando en vosotros y en dibujaros una sonrisa, os hemos querido acercar uno de los más especiales que nos hemos encontrado por el camino, uno cuyo entorno nos ha parecido salido de una postal…rodeado de viñas y cargadito de flores! A nosotras los almendros nos recuerdan a nuestra infancia, hemos crecido en zonas no tan urbanizadas y eso nos ha permitido disfrutar de la naturaleza en todas sus estaciones, Patricia recuerda trepar a los almendros haciendo piruetas desde sus ramas e incluso uno que estaba en el jardín sirvió para colgar un bonito columpio de madera…

Tarta de Almendras

Tarta de Almendras

Tarta de Almendras

Como os podéis imaginar después de esta agradable tarde, hemos tenido claro cual sería la próxima receta, una dulce y de almendras, de nuestro recetario de siempre, el que nos hemos ido haciendo desde pequeñas, viendo a nuestras madres cocinar y que año tras año hemos ido ampliando  y aún ahora, siempre que un plato nos despierta la curiosidad, en cualquier momento y en cualquier lugar por su sabor, su olor, su textura …o sencillamente por como está presentado!

Tarta de Almendras

Tarta de Almendras

Tarta de Almendras

Es una receta muy sencilla  y que no requiere mucho tiempo. Aunque lo mejor es su sabor y su agradable mezcla de texturas al paladar. Y algo interesante es que aumentando los ingredientes, hasta se puede hacer del tamaño de la misma bandeja del horno, simplemente poniendo papel sulfurado, volcando y extendiendo la masa por todo el papel, para aquellas ocasiones en las que podemos tener muchos invitados y un pastel con medidas normales se nos queda pequeño.

Ingredientes:

Para la base:

  • 2 huevos
  • 140 gr. de azúcar
  • 350 ml. de nata para montar
  • 200 gr. de harina
  • 1/2 sobre de Levadura Royal

Para la cobertura:

  • 80 gr. de mantequilla
  • 100 gr. de azúcar
  • 2 cucharadas soperas de leche
  • 150 gr. de almendras laminadas ( en Mercadona)

Preparación:

Precalentamos el horno a 180 ºC. En primer lugar elaboramos la base de nuestra tarta, en el bol de nuestra batidora eléctrica mezclamos la harina, el azúcar y la levadura, a continuación añadimos los dos huevos batiendo bien entre uno y otro. Por otro lado montamos la nata, que quede bien firme, la añadimos al bol y lo mezclamos todo bien pero con suavidad para que no se nos baje la nata, hasta que quede una textura homogénea y cremosa. Si lo estamos haciendo a mano, como cuesta un poco, ayudarse de una espátula o lengua nos lo hará más fácil, realizando movimientos suaves y envolventes al mezclar la nata montada con la masa anterior.

Volcamos la masa en un molde de unos 28 cm de diámetro, untado previamente con mantequilla, o si preferimos podemos utilizar uno de silicona que nos facilite después a la hora de desmoldar. Horneamos unos 20 minutos a 180º. Conviene vigilar un poco pues no queremos ni que se quede muy crudo ni que se haga en exceso ya que luego vamos a volver a meter al horno para tostar la cobertura. Sería conveniente conseguir un tono “rubio” que empieza a dorar para justo sacarla del horno en ese momento.

Mientras trabajaremos en la cobertura. Derretimos la mantequilla y en un cuenco la mezclaremos con el azúcar, dos cucharadas de leche y las almendras laminadas. Mezclaremos todo bien y reservamos.

Cuando tengamos la base lista, la sacamos del horno y ayudándonos de las manos, esparciremos la mezcla de mantequilla y almendras cubriendo completamente la superficie de la tarta.  Ahora hornearemos otros 20 minutos aproximadamente hasta que queden las almendras doraditas.

Seguidamente sacaremos del horno y reservamos hasta que enfríe un poco. Para presentar desmoldamos con mucho cuidado ayudandonos de un plato para darle la vuelta y seguidamente servimos en el plato en el que queramos presentar la tarta, de tal forma que las almendras queden a la vista.

Nosotras la hemos decorado con flores de almendro como símbolo del anuncio de la primavera, pero se puede adornar de muchísimas formas, dependiendo el momento en que se prepare, el motivo, el tipo de celebración… Otra forma bonita puede ser con figuras de azúcar….

Tartas de Almendras