Salmorejo de Dos Colores con Remolacha

Salmorejo de 2 colores con Remolacha

Ya llegó el verano y vaya que si llegó!!! Ahora sí que apetecen recetitas frescas, sencillas, rápidas…ensaladas, cremas frías… colores radiantes, frutas y verduras de temporada cargadas de sabor…cómo nos gusta el verano! Y es que, vamos al mercado y todo nos apetece! se nos ocurren cientos de recetas para hacer, crudas o guisadas, frías o calientes, dulces o saladas….todas con los sabores al 100%.

Salmorejo de 2 colores con Remolacha

Siguiendo con nuestra lista de recetas veraniegas, hoy os presentamos una de nuestras preferidas…. es buena en cualquier momento y muy socorrida! No hay nada como venir de una sesión de playa, piscina y sol y encontrarte en el frigorífico una buena jarra de salmorejo, mmm… que bueno…rápidamente piensas ” que bien, ya tengo el primero y que apetecible…” Originalmente es un clásico andaluz, pero con este toque de remolacha le puedes dar un juego mucho más sofisticado que no deja indiferente a nadie y siempre triunfa provocando gestos de sorpresa y comentarios divertidos….aunque presentado en el clásico cuenco de barro con virutas de jamón y huevo duro, seguirá siendo nuestro salmorejo de siempre!

Salmorejo de 2 colores con Remolacha

La remolacha de huerto, es una hortaliza muy energética que no habíamos presentado todavía, pero os aseguramos que no será la última vez, ya que  la consideramos imprescindible dentro de nuestra dieta, por toda la cantidad de propiedades que tiene…la lista es interminable y una de ellas, que no queremos dejar de contar, (vendrá muy bien a alguna de nuestras seguidoras… las que estais embarazadas!!) ya que lleva ácidos folates y alto contenido en hierro.

Salmorejo de 2 colores con Remolacha

Salmorejo de Dos Colores con Remolacha

La remolacha se puede cocer en casa, pero recordad al hacerlo que no hay que pelarla para que no pierda sus propiedades! nosotras hemos utilizado las remolachas cocidas y envasadas al vacío que venden en todos los súpers y fruterías, salen buenísimas y así la elaboración de la receta se hace mucho más rápida. El pan para la receta, en casa en el sur se utiliza mollete, sino cualquiera que sea de trigo blanco “asentado” (con dos o tres días), y como truco para cuando se va con prisas y no se dispone del pan necesario, se puede utilizar pan rallado de buena calidad, mejor si es de pan rallado en casa (en ese caso se pone menos cantidad). Y sobretodo y muy importante, que los tomates sean de buena calidad, se suelen utilizar los de rama, pero cualquier tomate que esté bien maduro servirá. El salmorejo es una crema fría de consistencia espesa y suave, para su elaboración utilizaremos la batidora americana (si tenemos la Thermomix pues mejor) o sea la de vaso/jarra y sino la de brazo nos valdrá, aunque entonces tendremos que darle algunos minutos más de batido.

Ingredientes:

  • 1 kg de tomates bien maduros
  • 180 gr de pan (la miga bien majada o triturada)
  • 1 diente de ajo o a gusto (1/2 si se prefiere mas suave)
  • 120 ml de aceite de oliva virgen
  • pizca de sal
  • 1 remolacha pequeña cocida

Preparación:

Empezaremos lavando y troceando los tomates, los echaremos en la jarra junto con el diente de ajo pelado y descorazonado (para que no repita) y batimos bien. En este momento si se prefiere se puede colar para retirar posibles pepitas y restos de piel, nosotras no la colamos pues simplemente dándole más tiempo de batido nos queda muy suave. En cualquier caso, la volveremos a verter en la jarra de la batidora para añadirle a continuación el pan al cual daremos unos minutos para que se ablande con el jugo del tomate. Si estamos utilizando pan rallado, recordad que deberemos reducir la cantidad, simplemente con poner unos 120 gr aproximadamente será suficiente, aunque si al batir veis que os gusta una textura más espesa, solo tenéis que añadir un poco más. Le echaremos una pizca de sal a gusto y a batir, tanto como creamos necesario para conseguir la textura deseada. Finalmente el paso que consideramos el más importante, añadir el aceite de oliva, pues es el que le aporta la suavidad al plato y hace que éste emulsione. Lo haremos con la batidora encendida y lo iremos añadiendo en forma de hilo sin dejar de batir. Hasta aquí sería nuestro salmorejo tradicional, el cual puedes servir bien frio con virutas de jamón ibérico y huevo duro, de forma individual o en un bol grande al centro de la mesa…..pero nosotras os proponemos otra opción…

De nuestra jarra de la batidora extraeremos la mitad del salmorejo y lo verteremos en otra jarra. Y a la cantidad restante le añadiremos una remolacha pequeña cocida y batiremos bien hasta que no queden trocitos ni pieles. Tendremos preparados los vasitos donde lo queramos presentar, tomaremos la jarra del salmorejo tradicional en una mano y en la otra la jarra del que tiene la remolacha y con mucho tiento y paciencia, iremos volcando ambas jarras a la vez rellenando cada vasito, haciendo que nos queden como los nuestros de las fotos, de dos colores juntos pero no mezclados! Los dejaremos que se enfríen bien en la nevera, pues este plato gana si se sirve muy frio. Meted la cucharilla y a disfrutar!

Salmorejo de 2 colores con Remolacha

Anuncios

19 pensamientos en “Salmorejo de Dos Colores con Remolacha

  1. Por Dios que pinta!! Nunca había visto un salmorejo con remolacha, habrá que probarlo!
    Por cierto… os he otorgado un premio :-)))
    Más información en…

    rachelpretzel.wordpress.com

    Bss!

  2. Tenéis razón, ahora vas al mercado y da gusto ver la variedad y el colorido que hay, me encanta 😉
    Me gusta este duo de salmorejo, aunque no soy mucho de remolacha, he de decir que el color que aporta a los platos es precioso.
    Besitos

    • Gracias Carmen! bueno, hay que decir que no sabe mucho a remolacha pues el sabor del salmorejo ya es suficientemente fuerte y lo suaviza bastante, pero si no te gusta, pues nada, puedes comerlo de la manera tradicional, pues esta buenísimo!!! Un besote guapa!

  3. Qué bueno! Probé la ensalada y me encantó, y eso que algún ingrediente pensé que no iba a gustarme. Creo que este salmorejo tendrá mucho éxito. Y sí, qué gusto llegar y tener el primero hecho y fresco en la nevera. Un beso a las dos

  4. pero, pero, pero, que pinnnnta¡¡¡¡ si ahora en mi nevera viera este salmorejo sería feliz y Xavi todavía más. Esta tarde sin falta compro tomates.
    Chicas las fotos me encantan, que color tan bonito, como siempe genial

    BSMIL LNA

    • Elen guapa!! Mil gracias por tu comentario, que mona! Pues si que es un plato vistoso y si encima te chupas los dedos con él, pues aún mejor! Venga, házselo a Xavi y a ver que dice! Un besote gordo!!

  5. es preciosisimo… me chifla y me rechifla que lo sepas!!!! a mi la remolacha pichí pichá, es ideal para dar colorines a alas cosas y tal pero luego el sabor me mata un poco, es que sabe tanto a tierra pero es cierto que es precioso.
    Fotorracas por cierto!! muy pero que muy bonitas
    Besos

    • Ainssss! Minino que comentario taaaannnn chulo! Mil gracias!! tenemos que decirte que en esta receta como el sabor del salmorejo ya es fuerte de por sí, la remolacha le añade un toque muy suave que no molesta nada, pero es cierto que esto va a gustos! Y de fotos que te vamos a contar a tí…este curso que hicimos juntos me ha abierto los ojos a la luz!!!! jajaja!! Un besote muy fuerte!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s