Archivos

Quiche de tomates tardíos y queso Brie

Quiche de tomates tardíos y queso Brie

Ainssss…. se nos fue el verano…. me da siempre una penita la verdad, lo reconozco, soy de las que podría vivir en un eterno verano! Cuando vivía y trabajaba fuera en el extranjero y mi empresa me notificaba el país al que tenía que volar para realizar mi proyecto, era la persona más feliz del mundo cuando se trataba de uno tropical! Imaginaos si lo sabían, que me pasé dos años viviendo en países del Sudeste Asiático y muchos meses en el cono sur de Africa, jajajjaja!!!

Quiche de tomates tardíos y queso Brie

Pero, por otro lado, el otoño, sus colores y sus olores, la sensación de limpieza que hay en la atmósfera, la tierra mojada, el halo romántico y melancólico de esta bonita estación es algo que me encanta! Todo tiene un lado bonito y el otoño tiene mucho de ello, así que antes de meternos de lleno en esta preciosa estación…..voy a aprovechar los productos de la huerta que aún me quedan!

Justo a la salida de la urbanización a la que nos hemos mudado, hay una casita con un huerto, la señora vende higos de su higuera y tomates… Los tomates de la última cosecha de la temporada, así que había que aprovechar, pues aunque la nueva estación nos trae frutas y hortalizas exquisitas, es verdad que los tomates dejan de ser tan sabrosos y carnosos como los del verano. Hoy os traigo esta deliciosa quiche que en casa es la favorita de todos! Y como ayer domingo, los peques me la volvieron a pedir, pues aquí os la traigo para compartirla con vosotros….tengo que decir que los tomates son dignos del verano mas soleado…pero que ayer el día era gris y lluvioso….de ahí los colores y la luz de mis fotos… Además tres pequeños gourmets andaban revoloteando y poniendo nerviosa a mami, la Quiche era para ellos y no pretendían esperar ni un minuto más, así que estas son las únicas fotos que conseguí sacar, jajjajaj!!!! Nunca más una sesión de fotos durante mediodía de domingo…arrrrggggg!!!!!

Quiche de tomates tardíos y queso Brie

Quiche de tomates tardíos y queso Brie

La receta es de lo más sencillo y en cuanto al queso Brie, yo he utilizado este pues era el que tenía en este momento en el frigorífico, pero queso de rulo de cabra, Camembert o cualquier otro queso que os guste y os apetezca puede combinar perfectamente. Ya sabéis que las Quiche o tartas saladas en casa, son un clásico que nunca falla, incluso entre nuestros amigos, era el plato que todos me pedían cuando organizábamos allí en Sitges, cenitas buffet en casa de unos y otros! Aquí os dejo el enlace de la Quiche  que publiqué el año pasado con espinacas, bacon y queso rulo de cabra que por número de visitas es uno de vuestros posts favoritos. Y también el enlace de las Tartaletas de espinacas, peras y manzanas, una deliciosa combinación dulce/salada que os sorprenderá! Ahora sí, vamos a por la receta!!

Quiche de tomates tardíos y queso Brie

Ingredientes:

  • Rollo de masa Brisa o  Quebrada
  • 2 tomates carnosos y maduros
  • 4 huevos
  • 200 ml  de nata líquida
  • 1 cuña de queso Brie
  • 200 gr. de queso Emmental rallado
  • Un manojo de albahaca fresca
  • Sal y pimienta a gusto

Preparación:

Precalentamos el horno a 180º. Utilizaremos un molde redondo de bordes acanalados de 26 cm. Engrasamos el molde (o podemos dejar el papel sulfurado que trae en el fondo) y extendemos la masa siguiendo las instrucciones del fabricante, normalmente pinchas todo el fondo varias veces con un tenedor, cubres con un papel de horno y le pones encima garbanzos o cualquier cosa que te haga de peso para que no se nos infle como un globo. Horneamos durante 10 min, pasado ese tiempo la sacas de horno y dejamos enfriar un poco. A continuación le colocamos encima el queso Brie a rodajas cubriendo todo el fondo, si nos sobra algún trocito lo reservamos, pues con poner una sola capa de rodajas es suficiente.

A continuación, pelamos y cortamos por la mitad el tomate y exprimimos suavemente con la mano para retirar cualquier exceso de liquido que pueda reblandecer nuestra quiche. Seguidamente cortamos a rodajas y vamos colocando encima del queso, reservando 4 ó 5 rodajitas para después decorar.

Preparamos ahora el relleno, en un cuenco, batimos los huevos junto con la nata, la albahaca fresca picada y el queso Enmental rallado que le ayudará a cuajar y le dará un sabor muy suave y cremoso. Salpimentamos a gusto y vertemos esta mezcla en el molde, cubriendo los demás ingredientes.

Ahora lo metemos en el horno unos 35-40 min o hasta que veamos que el relleno está cuajado y cuando lo pinchamos con la punta de un cuchillo, éste sale limpio.

Ya tenemos nuestra Quiche  lista para servir, en casa, de picnic o en casa de nuestros amigos, espero que os guste!

Guiso de Habas de Temporada

Guiso de Habas de Temporada

Ya estoy de vuelta de las vacaciones! Aunque las hemos disfrutado mucho en familia y con amigos, la verdad es que tengo que reconocer que este año me ha faltado bajar a mi Puerto de Santa María…Yo no me acostumbro, eso de pasar una Semana Santa sin mis procesiones, es que no es lo mismo! Salir por la tarde/noche a tomar tapas por el centro e ir a ver el Cristo de los Afligidos, hermandad de la que fue fundador mi abuelo, con toda mi familia, eso para mí es mi Semana Santa y es lo que echo de menos cuando no puedo bajar a Cádiz. Además este año estaban todos mis hermanos en casa con mis padres y me ha entrado una penita de no poder estar allí con ellos….Bueno, mejor no me pongo melancólica…Por suerte ahora en un mes tendré aquí a mis papis para la Primera Comunión mi hija mayor y disfrutaremos todos juntos de ese momento tan especial…que ganitas!!!

Guiso de Habas de Temporada

Guiso de Habas de Temporada

Y hablando de otras cosas….no sé si lo sabéis, o si os habéis enterado por Facebook, pero justo el día que publicaba mi último post despidiéndome de vacaciones, me notificaron que fui una de los 5 bloggers seleccionados en el concurso “Se busca blogger” de Nestlé!!!! Imaginaos la emoción, ya que fuimos muchos los que nos inscribimos y solo cinco serían los seleccionados para asistir a un Showcooking en Barcelona!! A cada uno de nosotros se nos ha pedido crear un postre o tarta para que vosotros, los fans, lo “bauticéis” ….Y los que otorguéis los nombres ganadores vengáis con nosotros a cocinar y a pasar un día lleno de sorpresas con Nestlé! Ya os avisaré de cuándo estará mi receta lista para ser nombrada, mientras podéis ver en mi muro los pasteles de los otros compañeros ganadores para ir votando!!

Guiso de Habas de Temporada

Y ahora vamos con la recetita de hoy no? Verduritas de temporada, mmmmm… que buenas!! Los que me vais conociendo, ya lo sabéis, me encanta la verdura en todas sus formas y esta no es menos! Esta receta era de mi abuela, recuerdo comerla en casa después de haber ayudado a pelar las habas sentada junto a ella mientras la escuchaba contarme las mil historias, pues mi abuelita era como yo, una pelirroja “pizpiretas” y muy divertida que siempre tenía mil historias que contar, mis favoritas: sus travesuras de cuando era una niña y subía a los tejados, jajajjaj!!!!

Pues yo en casa, para no ser menos, también me pongo con los peques a pelar las habas cuando están en temporada y como salen de ricas cocinadas de esta manera!!! Eso sí, pensad que esta receta está buena si las habas son pequeñas, ya que las habas grandes como tienen una piel más gruesa, no se podrían comer enteras y terminaría siendo un engorro ir quitándola una a una. Como me gusta tanto esta receta, reconozco que aún no estando en temporada, la preparo con los paquetes de habas baby congeladas que venden en los supermercados y, aunque el sabor del haba fresca es incomparable…si estáis de antojo también os pueden servir! Bueno no me enrollo más y vamos con la recetita!

Guiso de Habas de Temporada

Guiso de Habas de Temporada

Ingredientes:

  • 1/2 kg de habas del tiempo peladas
  • 2 o 3 dientes de ajo (si son habas congeladas, podéis añadir algún diente más)
  • una cucharadita de pimiento molido dulce
  • 2 rebanadas de pan de barra (que no sea pan de molde)
  • Fondo de Aceite para freír
  • 500 ml. Agua o Caldo de verduras
  • pizca de sal

Preparación:

Pelar las habas, intentando escoger que sean todas pequeñas o medianas. Las lavamos y pondremos en la olla donde las vayamos a guisar, yo las hago en olla express pero cualquier olla sirve, solo cambian los tiempos de cocción. Reservamos.

En una sartén mediana con un fondo generoso de aceite, freímos las rebanadas de pan hasta que estén doradas y con cuidado las escurrimos bien de aceite y las metemos en un pequeño cuenco con agua a que se reblandezcan. Mientras en ese aceite freímos los ajos a rodajas a fuego medio cuidando de que no se quemen. A continuación, apartamos la sartén del fuego, sacamos los ajos y los ponemos en un mortero. Con la mano, escurrimos las rebanadas de pan y las añadimos también al mortero donde machacamos todo para que quede bien “majado”. Volvemos a poner la sartén con el resto del aceite al fuego y volcamos el contenido del mortero, mareamos un poco y añadimos el pimentón dulce. Sofreímos y añadimos una pizca de sal y en seguida para que el pimentón no se nos queme, volcamos todo en la olla de las habas. Añadimos el agua o preferiblemente caldo vegetal a cubrir ( o incluso las aguas que os digo siempre que guardéis de hervir las verduras -judías verdes…-) y dejamos a fuego medio que rompa a hervir. Si las guisamos en olla express, ahora cerramos y con unos 6 minutos una vez ha subido la válvula sería suficiente (3-4 min si es olla rápida). Si no, sencillamente dejaríamos haciendo chup-chup unos 15 -20 min dependiendo del tamaño de las habas. Corregir de sal una vez transcurrido el tiempo si fuera necesario y añadir algo de caldo si os habéis quedado cortos, pues como veis en las fotos, tiene que quedar salsita para “mojar”!!! Y listo para servir.

Guiso de Habas de Temporada

Saquitos Sorpresa de Pasta Filo

Saquitos de Pasta Filo

Sorpresa, sorpresa…!!!!! Hacía días que tenía esta recetita preparada para traerla, la vi en una revista francesa y me quedé enamorada desde el primer momento, pensé la pruebo y si me gusta, os la traigo a vosotros! Et voilà, aquí la tenéis pues está buenísima, en casa nos ha gustado de verdad, la adopto para mi recetario habitual además de que será un comodín que utilizaré para estos días de fiesta que se avecinan en los que tengo un par de cenas en casa con amigos, así que ya sabéis, una idea nueva, fácil y deliciosa….vamos, lo que nos gusta, verdad?

No me puedo creer lo rápido que pasa el tiempo, pero si ya estamos casi en Semana Santa, otra vez vacaciones de cole y los peques en casa … no, no penséis que no me hace ilusión, que me hace mucha!!! Pero es que es tan pronto este año, que casi no me ha dado tiempo ni a darme cuenta! La verdad es que nos pilla que ni hemos organizado nada de lo que haremos estos días, pero me da la impresión que iremos sobre la marcha…que también apetece! Ahora que los peques van siendo mayores, este tipo de planes sin-planes, funciona genial y hasta les hace ilusión la sorpresa de ir sobre la marcha!

Saquitos de Pasta Filo

Saquitos Pasta Filo

Bueno, aunque no es un paso-a-paso propiamente, os he traído tantas fotos del montaje, que creo que no tendréis ningún problema a la hora de poneros a ello! Me encanta utilizar la pasta filo, es un gustazo una vez horneada, lo crujiente que queda y lo bien que casa con los sabores de cualquier ingrediente que le pongas. Os contaré algo sobre ella, es una masa o pasta blanda, fina y transparente como una hoja de papel, elaborada con harina común, aceite, sal y agua. Sabemos que es de origen griego y se utiliza en especial en la cocina griega y árabe, para repostería y rellena de preparaciones saladas. Puede comprarse o elaborarse de forma casera y se preserva hasta un año congelada, yo la he comprado en un puesto del mercado de Sitges, así que seguro no tendréis problemas para encontrarla.

Una cosa importante a tener en cuenta cuando la trabajamos es que  no debe estar nunca o lo menos posible, expuesta al aire mientras no se trabaja con ella, lo que debe hacerse con mucha rapidez y hay que cubrirla siempre con un paño o servilleta.Es importante poner capas ligeras de mantequilla derretida o de aceite cuando se empieza a preparar para rellenar, de esta forma estará más maleable. Y para que la masa filo no se humedezca y quede cruda en el interior, los rellenos deben ser bastante secos.

Saquitos de Pasta Filo

Saquitos de Pasta Filo

La verdad es que se preparan en un momento y en el horno después es también poco tiempo, así es que comodísimo! Además, como me sobraron bastantes hojas de pasta filo, se me están ocurriendo un montón de recetitas ricas….unas saladas y muchas dulces, como esta que publicó esta semana pasada mi amiga Luisa de Cocinando con mi Carmela. Ya os iré contando!!

Saquitos de Pasta Filo con Peras y Rulo de Cabra

Ingredientes (para 4 personas):

  • 4 rodajas de queso rulo de cabra
  • 2 peras Conferencia grandes
  • 4-8 hojas de Pasta Filo
  • 2 cucharadas aceite oliva suave
  • 1 ramita de romero
  • 4 cucharaditas de miel de flores
  • sal y pimienta a gusto

Preparación:

Comenzamos precalentando el horno a 180º. Lavamos las hojitas de romero y las peras, a continuación cortamos estas ultimas a rodajas de 1 cm de grosor y descorazonamos. Preparamos las hojas de pasta filo que previamente habremos sacado de la nevera 3 horas antes sin abrir el envase (para que no se nos resequen). Las iremos extendiendo y untando con un pincel de cocina con un poco de aceite para que estén más manejables. Colocamos la primera rodaja de pera (la más ancha) y salamos un poco. Seguidamente ponemos la rodaja de queso de cabra con una pizca de sal, pimienta recién molida y unos trocitos de hojitas de romero. A continuación, verteremos un poco de miel en el centro y pondremos la segunda rodaja de pera encima.

Ya solo nos queda cerrar nuestro saquito con cuidado para que no se nos rompa, todo este proceso hay que intentar hacerlo en la mayor brevedad posible para que no se nos seque demasiado la pasta. Poco a poco lo vamos levantando y cubriendo el relleno y seguidamente lo atamos con un pequeño trozo de rafia o con un cebollino. Si nos ha sobrado mucha pasta por arriba y no nos queda bonito, podemos recortar con unas tijeras y darle la forma y longitud que mas nos guste. Una vez tengamos todos los saquitos listos los pondremos en una bandeja de horno cubierta con un papel sulfurado y al horno durante unos 15 minutos y hasta que veáis que la pasta está lo suficientemente dorada en su parte alta.

Estos saquitos están deliciosos calentitos o cuando aún están tibios y podéis servirlos con una ensalada mezclum aliñada con aceite de oliva y vinagre balsámico. Ya me contaréis que os ha parecido!!

Saquitos de Pasta Filo

Pastel de Acelgas con Salsa

Pastel de Acelgas

Por fin estoy aquí, están siendo unas semanas muy intensas, con muchas cosas encima de la mesa, muchas decisiones y nuevos proyectos y la verdad es que ya no sé de dónde rascar los minutos para sentarme aquí tranquila, a preparar mis fotos, a montar mis posts…a ir a visitar a amigos en sus blogs y a charlar un ratito con vosotros. Mucha intensidad, pero estoy contenta, pienso que todo lo que nos está viniendo es para bien, miro al futuro con bastante ilusión y me muero de ganas de contaros cositas…en cuanto todo se vaya confirmando, os iré contando…lo prometo!

Pastel de Acelgas

No os cuento el poco tiempo que estoy teniendo para cocinar lo que no son las comidas y cenas de cada día de mis peques….. pues sí, ellos vienen cada día del cole a comer a casa, os podéis imaginar mi contra-reloj….es de locos! Pero reconozco que me encanta, me cuentan sus cosas, están más relajados y nos da tiempo para adelantar deberes, pues las tardes las tenemos a tope con extraescolares. Justo este fin de semana tuvimos campeonato de Patinaje Artístico de Cintia (la mediana) y estamos encantados pues ha pasado a la final!!!!

Así es que, volviendo al tema cocina….a grandes males, grandes soluciones…os traigo una recetita fácil, rica y muy sana que preparo muchos días en casa para comer como primer plato, aprovechando que Flavia (la mayor y una devoradora de todo tipo de verdura) me la pidió para comer la semana pasada, le hice unas fotos y aquí os la traigo. Tengo que reconocer que las acelgas eran de lujo, recién traídas del huerto…así que en un momento de fascinación por ellas…me he recreado con las fotos de bodegón, jajajja! Espero que os gusten…A mi me ha encantado jugar con mi cámara y sacarles su lado más atractivo!!

Pastel de Acelgas

Pastel de Acelgas

Detrás de casa tenemos una zona preciosa de campos, huertas, masias e incluso el “Autódromo de Terramar ” una joya viva, el único autódromo completo y en estado original que queda en el mundo, donde condujo Nuvolari y para los que desconocéis de ese mundillo os diré que  donde se rodó parte de la película “Dos Metros Sobre el Cielo” y donde se han hecho documentales alucinantes, es una pena que casi nadie lo sabe y es uno de los tesoros del automovilismo de velocidad (una de las pasiones de mi marido). A nosotros por las tardes muchos fines de semana, nos encanta pasear por sus alrededores, pues dependiendo de la temporada te encuentras las zarzamoras repletas de moras listas para coger y elaborar deliciosas Mermeladas, o te puedes encontrar como es el caso estos días, cientos de almendros en flor que te enamoran! Aquí os he traído un par de fotos que hice paseando justamente por donde os digo, a la hora de la puesta de sol….una tarde deliciosa en familia!

 Pastel de Acelgas

Pastel de Acelgas

En casa las verduras no fallan, os lo he dicho en muchas ocasiones, he acostumbrado a los peques a comerlas desde bien pequeños y tengo que reconocer, que las comen todas y las disfrutan casi todas, lo cual es todo un logro cuyo mérito es enteramente suyo pues a pesar de no gustarles demasiado al principio, se las terminaban comiendo sin demasiada guerra, son unos cracks!  A mi me encantan en todas sus formas y estoy muy acostumbrada a comerlas como primer plato en casi todas las comidas. Este pastel de acelgas era uno de mis platos preferidos cuando yo era pequeña. Mi mami lo prepara en casa desde siempre, me encanta su sencillez y el delicioso sabor que le aporta su salsa. Es tan sencillo que lo adoptarás como un clásico en casa, seguro!

En este plato, la acelga es el ingrediente estrella, es cierto que hay quien no le gusta, pero preparada de esta sencilla forma, ya veréis que la mezcla de la acelga con la patata y la suavidad de la salsa, hacen que toda la textura del pastel, se funda en tu boca y se suavicen los sabores. Bueno, probadla y si no ya me contaréis!!

Pastel de Acelgas

Pastel de Acelgas con Salsa

Ingredientes (para molde redondo de 18 cm):

  • 1 kg de patatas de calidad 
  • 400 gr de hojas de acelgas frescas
  • 2 dientes de ajo
  • 50 ml. Aceite de oliva + aceite para sofreír las acelgas.
  • Una hoja de laurel
  • 30 gr. de harina
  • 400 ml. de caldo (puede ser de verduras o de ave, va a gustos)

Preparación:

Comenzamos poniendo las patatas a cocer en abundante agua con sal hasta que estén tiernas, pero no se nos deshagan. Las escurrimos, dejamos que enfríen un poco, las pelamos y reservamos. Ponemos también las acelgas en agua hirviendo con sal, pero solo unos 4 ó 5 minutos, queremos que nos queden un poco “al dente”, escurrimos y reservamos también (no tiréis ese agua de acelgas, es fantástica para regar las plantas verdes de la casa!).

En una sartén ponemos un fondito de aceite y freímos un ajo picadito a fuego medio, una vez empiezan a dorar añadimos las acelgas y sofreímos durante unos minutos, corregimos de sal a gusto y reservamos.

Vamos ahora con el montaje del plato, untamos un cuenco o bol  con un poco de aceite para que nos sea después más fácil desmoldar nuestro pastel. Colocamos encima nuestro pasapurés y  vamos pasando las patatas, a medida que el puré va cayendo al cuenco, con las manos algo humedecidas para que no se nos pegue, lo vamos colocando y aplastando suavemente, forrando todo el fondo con un grosor de aproximadamente dos centímetros y las paredes con un centímetro de puré. A continuación volcamos las acelgas bien esparcidas y seguimos pasando las patatas por el pasapurés, para terminar de “tapar” el plato. Ya tenemos el pastel listo, solo nos queda elaborar la salsa, que son 3 minutos!

En un cazo pequeño, pondremos el aceite, freímos un par de dientes de ajo (si son pequeños, o uno grande)  y la hojita de laurel, una vez empieza a dorar, añadimos la harina, sofreímos para que nuestra salsa no sepa a harina cruda y a continuación comenzamos a añadir el caldo poco a poco, como si de una bechamel se tratara. Removiendo continuamente sin dejar de añadir caldo. Si vemos que se nos espesa demasiado, podemos añadirle caldo hasta encontrar la textura deseada. Salpimentamos a gusto y ya estará lista!

Desmoldamos el pastel para presentar, pondremos la salsa en una salserita y servimos. Espero que os guste!!

Pastel de Acelgas

Bocaditos de Marisco para Navidad

Bocaditos de Marisco

Ya ha llegado la Navidad al blog!!! No lo puedo remediar, esta época del año me encanta, siempre me gustó, desde muy pequeña y muchos de mis bonitos recuerdos de la infancia son precisamente en estos días….En los que decorábamos la casa mis hermanos y yo, salíamos a buscar musgo y ramitas de lentisco con mi padre para el Belén y yo ayudaba a mami en la cocina preparando deliciosos menús y poniendo la mesa con la cristalería y la vajilla…esa tan especial que solo se utilizaba en estas fechas! La casa se llenaba de ambiente, venían los abuelos, primos, tíos y amigos…que bien lo pasábamos!!

Ahora como todos mis hermanos estamos cada uno en una punta del mapa (tendremos que esperar a verano para estar todos juntos), mis padres tendrán que repartirse las fechas y pasar unos días con unos y otros días con otros….a mi me toca disfrutarlos en Navidad, así que será mi hija mayor la que comenzará a tener esos bonitos recuerdos mientras me ayuda con todos esos mismos detalles en los que yo ayudaba a la mía, la vida se repite!!

Bodegón Bocaditos de Marisco

Bocaditos de Marisco

Como  sabéis, este lunes pasado publicamos la Revista Digital Cuquin Magazine Food & Photography, espero os haya gustado mucho y que hayáis descubierto en ella muchas ideas para los menús que elaboraréis durante estos días. Pues si os apetece cotillearla y descubrir esta y otras recetas,  podéis clicar aquí  y os llevará directamente a la revista, la receta la encontraréis en las paginas 40-41.
Es una receta elaborada, por los diferentes pasos que tiene, pero fácil y deliciosa! Tienen un sabor y una textura muy suave por eso gusta tanto a peques como a mayores. Y lo mejor, la podéis realizar días antes y tenerlas congeladas para ser usadas justo el día que las queráis servir. En casa siempre las sirvo en el aperitivo de la cena de nochebuena y vuelan!!!!!

Bocaditos de Marisco

Bocaditos de Marisco para Navidad

En casa siempre las tengo ya preparadas en el congelador, las voy haciendo por tandas grandes y así solo tienes que ir sacando y friendo justo en el momento para comer. Es un plato que sale económico y verdaderamente, una vez que le coges el truco a lo de hacer bechamel para croquetas…es coser y cantar!

Ingredientes:

Para el caldo de pescado:

  • Cabeza y espinas de merluza y/o rape
  • 1 tomate
  • 1 pimiento verde
  • ½ cebolla
  • Hoja de laurel
  • Chorrito de aceite de oliva
  • Pizca de sal
  • 1 cdta. de sobrasada

Para el caldo de mejillones:

  • 1/2 kg de mejillones
  • chorrito de vino oloroso (o cualquiera que tengáis a mano)

Para la  masa de croquetas:

  • 800 ml. de leche
  • 400 ml. de caldo de mejillones
  • 340 ml. caldo de pescado
  • 150 ml. aceite de oliva
  • 110 gr. de mejillones al vapor pelados.
  • 240 gr. de harina
  • ½ cebolla picada
  • 2 huevos y pan rallado para rebozar

Preparación (para unas 60-70 croquetas dependiendo del tamaño que le déis):

Comenzamos preparando el caldo de pescado, en una olla mediana ponemos todos los ingredientes y agua a cubrir. Dejamos cocer a fuego medio durante unos 30 ó 35 min. Cuidando de sacar la posible espuma blanca que expulsen las cabezas al comienzo de la ebullición. Una vez listo, colamos y reservamos.

A continuación, preparamos los mejillones. Los limpiamos muy bien. En una olla ponemos un fondo del caldo de pescado que tenemos reservado (unos dos deditos), chorrito de vino oloroso que le dará un gusto exquisito y vertemos los mejillones. Lo ponemos a fuego fuerte y los vamos sacando con una cuchara o espumadera a medida que se vayan abriendo (para que no se sequen).  Una vez acabado el proceso, en el vaso de la batidora colamos el caldo sobrante y añadiremos unos 100 gr de los mejillones pelados. Batimos y reservamos.

Ahora nos ponemos con la masa:  en una sartén grande ponemos el aceite y rehogamos la cebollita picada. Una vez bien pochada, le añadimos la harina y dejamos sofreír para quitarle el gusto a crudo, a partir de aquí comenzamos a añadir los líquidos y a elaborar nuestra bechamel. Primero comenzamos con el caldo de pescado, iremos añadiendo poco a poco sin dejar de remover, siempre con movimientos envolventes y el fuego medio-alto. Seguidamente, la leche de la misma forma, poco a poco y sin dejar de mover. Cuanto más mareas la masa, más suave quedará después. Seguimos hasta incorporar  toda la leche y salpimentamos a gusto. Ahora ya solo nos queda verter el caldo con los mejillones triturados e incorporarlos a la masa con movimientos suaves. En total realizando esta masa, podemos pasarnos unos 20 minutos removiendo de manera constante, de esta manera obtendremos una bechamel suave que hará que nuestras croquetas sean muy cremosas. Estará lista cuando de manera compacta, al remover, toda ella se separa de la sartén.

Volcamos nuestra masa en un plato o fuente honda y una vez que empieza a templar, la cubrimos con un film transparente pegado a la masa, de esta forma evitaremos que le salga esa costra seca tan incómoda a la hora de liar nuestras croquetas. Una vez se ha enfriado a temperatura ambiente (mejor que en nevera) comenzamos a preparar las bolitas (también podéis darles forma ovalada, esto va a gustos). Nos engrasamos las manos limpias con unas gotitas de aceite de oliva y vamos dando forma, pasándolas a continuación por huevo batido y pan rallado.

Ya tenemos listas las croquetas, ahora podéis reservarlas en la nevera y freír en el plazo de 24 hrs. o podemos envasar bien y congelar para ser utilizadas en los días de fiesta. Las podéis presentar en una fuente o bandeja..…y en cuestión de minutos no quedará ni una. Espero que os gusten!

 

 

Tartaletas de Espinacas, Peras y Manzanas

Tartaletas de Espinacas, Peras y Manzanas

Aquí estoy, os traigo nuevo post… a mi hoy también me toca escribir en primera persona y así será a partir de ahora…La preciosa carta con la que mi amiga y compañera Adela se despidió del blog y de todos vosotros en el último post, aún me emociona. Cuesta creer que a veces ciertas parcelas de nuestra vida que nos ilusionan y nos completan, nos lleguen a absorber tanto tiempo y energía… pero así es para muchos de nosotros, blogueros que a parte de nuestros deliciosos blogs, tenemos familia, hijos, una casa y hasta, en muchos casos, un trabajo que atender…

Yo dejo de tener una compañera de equipo…Pero afortunadamente sigo teniendo y disfrutando de mi amiga y confidente, que es lo que siempre ha sido, desde hace casi 10 años, cuando nos conocimos aquí en las calles de nuestro Sitges adoptivo…. Ahora tendrá más tiempo para su familia, su marido. sus hijos…y para todos nosotros que cercanos a ella, podremos volver a disfrutar de esos momentos a los que siempre nos ha tenido acostumbrados…mil gracias Adela!!

Se que, aunque le queda ahora el vacío que han dejado estos intensos once meses como bloguera, como dice ella, se está curando con cada una de las palabras y de las innumerables muestras de cariño  que ha recibido durante todos éstos días, pues le han demostrado una vez más lo querida y admirada que es por parte de familiares, amigos compañeros de trabajo…Y sobre todo, por todos vosotros que nos leéis y nos seguís sin apenas conocernos de nada… Ella ya os lo ha agradecido desde sus dulces y entrañables comentarios en contestación a los vuestros….Pero yo, desde aquí también os quiero dar las gracias por todos aquellos comentarios tan bonitos en los que habéis tenido palabras para mí de cariño y de apoyo en esta nueva etapa, es muy importante sentir que estáis ahí, pues como sabéis, es la mayor recompensa para los que desde aquí dedicamos nuestro tiempo libre (y no tan libre) a compartir con vosotros un trocito de nosotros, ya sea a través de nuestras recetas, nuestras fotos y nuestras historias…Gracias también a los que en silencio estáis ahí…gracias mil! Yo por mi parte prometo seguir con la misma ilusión trayendo platos, fotos y recetas que os inspiren para salir de la rutina y sorprender a los vuestros!!

Tartaletas de Espinacas, Peras y Manzanas

Tartaletas de Espinacas, Peras y Manzanas

Tartaletas de Espinacas, Peras y Manzanas

….Y lo dicho, aquí os traigo recetita deliciosa, fácil, barata y especial, muy especial por la combinación de sabores dulces y salados! Esta quiche o tartaleta (si la presentamos en formato pequeño) se la voy a dedicar a toda la pandi de amigas (Gemma, a ti en especial) que me la habéis pedido tantas veces después de que os la hiciera para comer aquel día de cumple en casa. Lo prometido es deuda, así que aquí la tenéis!! La podéis hacer en formato grande habitual pues las cantidades que doy son apropiadas también….pero no me digáis que presentadas así es tartaletas no son una monada!!!

Tartaletas de Espinacas, Peras y Manzanas

Tartaletas de espinacas, peras y manzanas

Como ya he dicho, la podéis presentar en vuestro molde habitual de quiche o de una manera más especial así como yo os la presento hoy. Al ser una quiche, ya sabéis que este tipo de platos da juego para cambiarle los ingredientes a vuestro gusto y antojo, como ya visteis en la receta de quiche que dimos Adela y yo hace algunos meses. Esta lleva espinacas pero podéis añadirle acelgas si os gustan más o si simplemente es lo que tenéis en la nevera! La ricotta le da un toque suave y muy especial, pero de nuevo os digo, si tenéis problemas para encontrarla, podéis utilizar requesón en su lugar…y lo de los piñones y las pasas, va a gustos…yo hoy solo le puse piñones pero con ambos ingredientes está buenísima y en casa gusta muchísimo…mis hijas devoraron!!!

Ingredientes (para 6 tartaletas):

  • Un paquete de masa Brisa o Quebrada o mejor la masa echa en casa
  • 200 gr de hojas de espinacas
  • 100 gr de queso Ricotta (o en su lugar requesón)
  • 2 manzanas Golden
  • 2 peras Conferencia
  • 4 huevos
  • unos taquitos pequeños de jamón
  • 100 ml de leche
  • Puñado de piñones
  • Puñado de pasas de Corinto
  • 35 gr de mantequilla
  • Sal y pimienta

Preparación:

Precalentamos el horno a 180º. Comenzamos preparando las espinacas y la fruta, lavando, pelando y troceando esta última en daditos de 1 cm de lado. En una sartén fundimos la mantequilla y salteamos la fruta durante unos minutos hasta que empiecen a dorar. Apartamos y reservamos. En la misma sartén salteamos las espinacas con un poco de sal y pimienta hasta que reducen su tamaño y quedan tiernas…lo que no tarda mas de un par de minutos!

Cortamos la masa quebrada con un corta pastas (o en su defecto un bol boca abajo) del tamaño apropiado para que encajen en nuestros moldes, y con su papel sulfurado vamos forrándolos …si la vamos ha hacer en formato grande, directamente ponemos la masa en el molde con su papel debajo para que no se nos pegue y seguimos las instrucciones del fabricante….normalmente simplemente pinchamos toda la masa con un tenedor y ya podemos comenzar a rellenar con nuestros ingredientes. Vertemos primero la fruta caramelizada, las espinacas a continuación, las pasas y lo s piñones y terminamos con los taquitos de jamón.

Finalmente en un bol habremos batido con varillas la ricotta, con la leche y los huevos, así solo nos quedará rellenarlas tartaletas con cuidado de no llenar demasiado pues una vez horneadas, el relleno incrementa un poco su volumen. Horneamos durante 30 minutos aproximadamente y un poco más si hacéis el formato grande (40 ó 45 min dependiendo de vuestro horno) hasta que la superficie comienza a dorar. Y ya las tendréis, listas para comer acompañadas de una ensalada son un plato muy completo. Espero que os haya gustado!

El próximo post será uno muy especial con la presentación del número dos de la revista Cuquin Magazine en la que colaboramos con una deliciosa recetita…una idea para vuestros aperitivos estas navidades, no os la perdáis!!!! Hasta prontito, muackssss!!!

Tartaletas de Espinacas, Peras y Manzanas

Risotto de Calabaza y Maíz para Cuquin Magazine

Aquí estamos, todavía con la resaca de la emoción por el lanzamiento de Cuquin Magazine….Ha sido impresionante la respuesta recibida, tanto en la revista, por número de descargas, como aquí en el blog!!!… Hemos batido récords por número de visitas, pero lo mejor…Tenemos nuevos amigos que nos acompañaréis a partir de ahora, aquí en nuestro rinconcito. Que ilusión y cuanta emoción sentimos! No sabéis lo que significa para un blog que todavía no tiene ni un año, el poder contar con todos vosotros ahí, con nosotros, apoyándonos, siguiéndonos…. Además,  nuestra colaboración en la revista digital Cuquin Magazine, dándonos ese toque para que toda esta historia bloguera tenga aún más sabor. Gracias, gracias y mil veces gracias!!!

Queríamos compartir con vosotros las fotos de esta recetita que hemos publicado en la revista y de la que estamos tan orgullosas. Este Risotto de Calabaza y Maíz es un plato cremoso y suave, sano y delicioso (receta en Cuquin Magazine Food & Photography). Ideal para inaugurar el otoño que por fin parece que este fin de semana se instalará entre nosotros…ya apetece!!!

Deseamos que os inspiren estas texturas y colores otoñales y que os dejéis llevar por  los aromas que en esta época del año nos abrigan y acogen como anticipo del invierno. Mmmmmm … podéis imaginar la chimenea con su cálida luz…y desde la cocina, nos llega un olor suave y cálido que deliciosamente nos despierta los sentidos….. Esperamos de corazón que os guste!

 

Un suave y delicioso risotto que además de fácil de hacer, es un plato saludable, cargado de fibra y beta-carotenos. Acompañado por una ensalada verde, hacen el menú perfecto para una comida de medio día en esta época del año, en la que las calabazas en todas sus variedades, adquieren su máximo esplendor.

 

Risotto de Calabaza y Maíz 

 

Ingredientes (para 4 personas):

  • 1 cebolla picada
  • 1 diente de ajo picado
  • 30 gr de mantequilla
  • 2 cucharadas soperas de aceite de oliva
  • 225 gr de arroz (especial para risotto: arborio o carnaroli)
  • 300 gr de puré de calabaza
  • Pizca de azafrán
  • 850ml de caldo vegetal
  • Unas hojitas de salvia fresca picada
  • 100 gr. de maíz dulce (puede ser congelado)
  • 150 gr. de Parmesano recién rallado

Para el caldo vegetal:

  • 2 ó 3 ramitas de apio
  • 3 zanahorias
  • 1 patata
  • 1 puerro

Preparación:

  1. Para empezar, si no disponemos de caldo, podemos empezar haciéndolo y poniendo la calabaza troceada también en el agua con las verduras para después poder triturarla a parte junto con las zanahorias y obtener así el puré que necesitaremos para el risotto. Si no, sencillamente ponemos la calabaza, cortada por la mitad y envuelta en papel de plata durante una hora y media aproximadamente en el horno, para extraer después la carne y pasarla por la batidora; o como otra opción se puede hacer al vapor y triturarla.
  2. En una olla arrocera, preferiblemente de hierro fundido, pondremos la mantequilla con el aceite y sofreiremos la cebolla y el ajo picados hasta que estén transparentes durante unos 5 min.
  3. A continuación se añade el arroz, las hojitas de salvia picadas, el puré de calabaza y mareamos durante un par de minutos más.
  4. Añadimos ahora la pizca de azafrán y un cuarto del caldo y cocinaremos a fuego medio. Remover constantemente hasta que éste se haya absorbido antes de volver a añadir otro tanto de caldo. Así hasta que vamos viendo que adquiere una textura cremosa.
  5. Junto con el último cuarto de caldo añadiremos el maíz y sal pimentamos a gusto. Una vez se haya absorbido bien (mas o menos en total habrá estado unos 25 min.) añadiremos el queso rallado, dejaremos reposar unos minutos antes de servir.

Sugerencias:

En vez de queso Parmesano, se puede utilizar también queso mozzarella para darle una textura más cremosa.