Archivo de etiquetas| Azúcar

De vuelta con un Helado de Plátano y Moras para despedir el verano!

De vuelta con un Helado de Plátano y Moras para despedir el verano

De vuelta con un Helado de Plátano y Moras para despedir el verano

Por fin de vuelta!!! Que ganas tenía…pero cuanto me ha costado volver! Ha sido un verano intenso, largo y cargado de emociones aunque también de preciosos momentos con la familia y las amigas. Después de mi ultimo post en el que me despedía de Sitges, llegamos a mi Puerto, a Cádiz, donde los cuatro hermanos (después de dos años sin coincidir por motivos de residencia de uno de ellos en otro país) pudimos disfrutar de unos días juntos con mis papis, mi sobrinito y mis hijos! Que bonitos momentos,  que felices estaban ellos, los papis, de tenernos a todos sentados juntos a la mesa, riendo y disfrutando como cuando éramos todos pequeños y la comida era el ritual familiar, donde todos hablábamos, reíamos y bromeábamos con las mil tonterías que nos hacían reír. La verdad es que nos hemos hecho muchísimas fotos preciosas, para guardarlas con cariño en nuestro álbum familiar!

 Collage1Collage2

Los peques lo han pasado genial, han jugado hasta gastar las horas del día, cada día! Hemos ido a la playa sin descanso, disfrutando de castillos de arena, mariscando en las rocas y surfeando las olas! Y como anécdota, ganando sus primeros eurillos vendiendo chuches con sus mejores amiguitos en un pequeño kiosco de lujo! Para los que no me seguís por Instagram, os dejo algunas de mis fotos del día a día que fui publicando durante todo el verano (y os invito a que me sigáis si os apetece!). Han tenido un verano que jamás olvidarán ….Y yo tampoco, pues he podido pasar tiempo de relax con ellos, con mi familia y con mi amiga, mi hermana de toda la vida, ha sido maravilloso poder pasar tantos días seguidos contigo Pili…El año que viene repetimos!

Pero el momento de las despedidas también llegó y con ellas nuestra partida hacia La Coruña, donde hemos comenzado una nueva vida…..y donde estoy encantada!!! Ha sido intenso …. Nueva ciudad, nueva casa, nuevo entorno, vecinos, coles, empadronamiento, matriculaciones, es por eso que he tardado en volver al blog! Muchas cosas que poner en orden antes de retomar rutina! Pero estamos muy contentos, estoy muy feliz y lo que es mas importante, los niños están encantados!!! Así que…comienza nuestra aventura!

 collage3collage4

collage5

Se nos escapa el verano entre los dedos….Nooo un momento!! Espera que a mi aún me quedan ganas de verano!!!!  Ya no quedan más que unos días para comenzar esa preciosa estación que es el otoño y no podía dejar de publicar una receta veraniega  (por las circunstancias, este verano he publicado poquitas) a modo de despedida del que ha sido uno de los veranos más bonitos y especiales de mi vida. Mi padre me compró la heladera de Lidl estando allí con ellos este verano y la verdad es que reconozco que me envicié! Probé muchas recetas diferentes de helados de mil sabores, recetas de amigas bloggers que sé que los bordan, de mi amiga Mrs. Hudson del blog Bake Street blog de referencia para postres y repostería tradicional; también de mi querida Pam del blog  Uno de Dos con unas recetas fantásticas publicadas tanto en su blog como en las colaboraciones con Directo al Paladar…Y de muchas otras. Unos me quedaron mejor, otros no tanto…pero he seguido jugando con mi juguete nuevo incluso después de llegar aquí. Así que después de pasar muchas tardes yendo a coger moras silvestres con los peques (los alrededores de mi casa están llenos de zarzamoras!) y viendo el éxito de visitas del post que publiqué el año pasado con la receta de la mermelada de moras, tenía que probar con ellas!!!

De vuelta con un Helado de Plátano y Moras para despedir el verano

De vuelta con un Helado de Plátano y Moras para despedir el verano

Con esta receta también quiero participar (pues no podía, ni quería faltar) en el concurso #cocinaunasonrisa que organiza nuestro minino de la red Manu Catman (Cocinando con Catman) por su tercer aniversario del blog. Aquí estoy con una sonrisa para ti corazón!!! Creo que alguna sonrisa seguro que se os ha escapado leyendo todos los relatos que os acabo de contar…..Pero aún puedo conseguir alguna otra cuando imaginéis mi momento “recogida de moras” con toda una pandilla de “buscadores de moras” o sea, mis hijos y algunos nuevos amiguitos de la urbanización, todos ataviados con guantes para no pincharse y cestas! Emoción en sus caras de felicidad al encontrar moras por todas partes, habían muchísimas! Todos peleando por cogerlas…. Ay Dios! Quien me manda a mi venir sola con tantos niños!! Jajajja! Ellos estaban felices…. no sé si tanto sus mamis cuando vieron las manchas moradas en sus ropitas 😉 fruto de la intensidad de su emoción…

De vuelta con un Helado de Plátano y Moras para despedir el verano

De vuelta con un Helado de Plátano y Moras para despedir el verano

La verdad es que lo pasaron de cine, recogieron muchas moras y disfrutaron “investigando” por los preciosos bosques y jardines que rodean el Pazo en ruinas que hay aquí cerca…. una autentica tarde digna de una aventura de “Los Cinco” o “Los Siete Secretos” de Enid Blyton (mis favoritos de cuando era pequeña). Et voilà!!! Así que vamos con la receta para que sigáis sonriendo pensando en la cantidad de deliciosos helados que habéis comido este verano…y los que podéis seguir comiendo!….No se os hace la boca agua con estas fotos de la mesa toda llena de barquillos y helado…?

De vuelta con un Helado de Plátano y Moras para despedir el verano

Helado de Plátano y Moras

Esta receta la podéis hacer sin el plátano, también queda exquisita, pero la mía como era para mis pequeños “buscadores de moras” la hice con él pues le da un sabor muy suave, agradable y familiar para los peques.

Si no tenéis heladera, lo haréis todo igual solo que en el momento de mantecar en ella, vosotros meteréis la mezcla directamente en el congelador y removeréis varias veces con intervalos de 1 ó 2 horas para evitar que cristalice.

Ingredientes:

  • 200 g de moras
  • 1 plátano
  • 75 g azúcar
  • 1 cda de zumo de limón
  • 1 cda de miel
  • 200 ml de nata (35% mg)
  • 2 cdas de mermelada de moras

Elaboración:

Comenzamos lavando bien las moras (retirando posibles ramitas y hojas que hayan podido quedar) y escurriendo. Seguidamente las ponemos en un cazo a fuego medio-bajo junto con el azúcar y el zumo de limón. Lo dejamos que cueza durante unos 10 o 12 minutos, sin dejar de remover (como si fuéramos a hacer una mermelada).

A continuación retiramos las pepitas pasando solamente la mitad de la mezcla por el pasapurés, para que la otra mitad con pepitas le dé una textura más natural al helado ( si no os gustan, podéis pasarla entera). Lo reservamos y dejamos enfriar.

Mientras en el vaso de la batidora, trituramos el plátano, la miel y la nata. Una vez nuestro puré de moras ha templado, se lo añadimos a la nata, batimos suavemente una vez más y refrigeramos durante al menos un par de horas.

Encendemos nuestra heladera y volcamos la mezcla y justo ahora, yo le he añadido un par de cucharadas de mermelada de moras que ya tenía hecha y guardada en el frigorífico, eso le dará un toque delicioso al helado. Mantecamos según instrucciones del fabricante, pero unos 20 minutos deberían ser suficiente.

Pasamos el helado a un tupper o tarrina especifica para congelar, cubrimos la superficie con papel de horno y metemos en el congelador, un par de horas más o incluso hasta el día siguiente…aunque reconozco que en casa no pudimos esperar!!!

Minino…va por ti!!!

De vuelta con un Helado de Plátano y Moras para despedir el verano

Anuncios

Bavarois de Fresas del Tiempo

Bavarois de Fresas

Me apetecía mucho venir hoy….están siendo días complicados en casa, muchas cosas sucediendo, cambios que espero todos sean para bien en nuestras vidas, todo con nervios y tensión pero con mucha ilusión, ya os iré contando cositas! Es por eso que me veis menos por aquí últimamente, intentaré retomar mi ritmo normal de publicaciones, si no vengo no es por que no quiera es por que me es imposible llegar a todo, pero estoy feliz por que veo que vosotros seguís ahí, con vuestros comentarios y vuestras visitas (muchísimas!!!) y os estoy muy agradecida!

La otra razón por la que me apetecía mucho publicar este post es… Porque os quería traer las fotos de la sesión que hice para la receta de la Bavarois de Fresas del tiempo  con la que he colaborado en este último número de la revista Cuquin Magazine Food & Photography. Son fotos delicadas y dulces, de tonos suaves y textura agradable, como el propio postre y así lo quería reflejar. Me encantan las fresas y todas las posibilidades que ofrece esta fruta, reina de la temporada, esta es una de miles, ya sabéis que en la revista os hemos ofrecido un especial “recetas con fresas” donde podéis encontrar muchas ideas para prepararlas…Aunque solas o con un poco de zumo de naranja (como nos gustan en casa) están de vicio!

Bavarois de Fresas

Esta receta es un delicioso postre de textura suave y cremosa tipo mousse. Es muy versátil, ya que tradicionalmente se suele preparar en molde redondo con hueco en el centro, pero admite muchas otras formas de presentación, quizás más atractivas para postre de cenas en casa, como pueden ser copitas o vasitos bajos individuales. Estos últimos han sido mi opción elegida, me encanta tenerlos ya preparados con mucha antelación en la nevera y que cuando estoy sentada disfrutando de una buena tertulia con mi familia o amigos, sencillamente tenga que traer el postre a la mesa, presentado con un bonito plato de postre debajo y su hojita de menta encima! Es una receta muy fácil y agradecida, os lo aseguro!

Bavarois de Fresas

Bavarois de Fresas

Y ya para terminar me gustaría agradeceros, especialmente a vosotros, los que me seguís, la fabulosa acogida que le habéis dado a este último número de la revista, sé que sois muchos los que desde aquí, desde Sabores y Momentos habéis ido a visitarla. De verdad muchísimas gracias!!! Hacéis que mi trabajo y todo el esfuerzo que pongo en ello merezca mucho la pena!

Ya sabéis que esta receta la podéis encontrar en las páginas 14 y 15 de la revista, pinchando aquí.

Chocolate Caliente y Bizcocho de la Abuela para una Tarde de Reyes

Chocolate caliente y Bizcocho de la abuela

Un año más…2013…creo que me gusta! Antes de empezar a contaros mis planes para la tarde de reyes, os quiero empezar felicitando el Nuevo Año y deseando todo lo mejor: salud, amor, alegrías, éxitos, satisfacciones y trabajo…mucho trabajo que es lo que nos falta estos días!!! Seguro que este año será nuestro año, vamos a ser positivos!!!!

Ayer recreándome en Pinterest (embobada, pues allí las horas me pasan que no me doy ni cuenta!) encontré una foto con un texto (en inglés) que me encantó y me transmitió mucha energía positiva solo con pensar en el resultado…lo quiero compartir con vosotros para que lo pongáis en práctica, así que os lo he traducido: “Comienza el año con una jarra vacía, llénala con apuntes y notas de las cosas buenas que te vayan pasando. El próximo fin de año, vacíala y verás cuantas cosas maravillosas te pasaron este año”….Yo ya empecé a hacerlo!!!!!

Chocolate caliente y Bizcocho de la abuela

Ahora sí vamos con el post de hoy! Uno especial y divertido; ya muchos sabéis (sobre todo los que nos seguís por Twitter y Facebook) que me une una gran amistad a Mary del blog Food and Chic. Nos conocimos en nuestros comienzos blogueros, nos “desvirtualizamos” este verano… Y lo de hacer un post juntas, era algo que nos apetecía y nos hacía especial ilusión! El otro día hablando en una de nuestras conversaciones “friki-navideñas” (a las dos nos pirra la Navidad y todo lo referente a regalitos, decoraciones y planes navideños) nos dimos cuenta de que para las dos, la tarde de reyes tenía un mismo sabor y los mismos recuerdos… una fantástica Carta de Reyes, una deliciosa merienda caliente y salir a la calle a ver la cabalgata con toda la ilusión de un niño….Pues que mejor forma entonces, que compartir este post con ella en su blog para ofreceros así, dos versiones de una misma merienda, para esta tarde tan especial!! Y aquí en esta foto os enseño su propuesta de Bollitos de Cardamomo con Chocolate Caliente Especiado,  para celebrarla, deliciosa verdad? No dejéis de visitarla aquí su blog:

www.foodandchic.com

Pues sí, son días de muchas emociones que yo, en mi caso, vivo muy intensamente con mis peques, pues la emoción y la ilusión les desborda….son tan felices, que a veces ya no saben que hacer para demostrarlo y te miran con esas caritas y sin decir nada, sencillamente se entrelazan entre mis piernas, abrazándose a mi como si yo fuese lo más cercano a esos personajes que les inundan estos días la cabeza de miedos, emociones, preguntas e incertidumbres….y lo soy!

Llevamos días preparando cartas para entregarlas al Cartero Real, una cita a la que nunca faltamos pues de no ser así “…las cartas no llegarían, verdad mama?” Las hemos decorado, cuidando mucho la letra y explicando bien todo lo bueno que hemos hecho durante el año y lo que mejoraremos para este próximo. Ahora ya están listas y sus nervios crecen por momentos, la espera se les hace taaan larga, pobrecitos!!

Chocolate caliente y Bizcocho de la abuela

Chocolate caliente y Bizcocho de la abuela

Pero ya está, ya casi están aquí…el día 5 saldremos bien abrigaditos (después de una buena merienda) a ver la cabalgata, a compartir su ilusión y a disfrutar con ellos de una tarde mágica. Dormirán tempranito…y despertarán por la mañana siguiendo un reguero de moneditas de oro (de chocolate, por supuesto) que les llevará hasta sus tesoros!!! Como pequeños piratas que siguen el mapa secreto….así se siente mi pequeño, el piratilla de la casa!!! Va por ellos y por el niño que todos llevamos dentro, feliz día de Reyes!

Nota: Agradecerle a Toni de “La Casona” de Sitges (C/ Parelladas, 65 tel. 93.8943493) su apoyo incondicional siempre, cediéndome estas preciosas figuras de Reyes Magos utilizadas en estas fotos, gracias Toni!

Chocolate Caliente con Nutella

Ingredientes:

  • 1l de leche entera
  • 250 gr. chocolate negro para fundir (sirve el de Nestlè)
  • 4 cucharadas de Nutella
  • 1 cucharadita de Maizena (opcional)
  • 200 ml. nata para montar (para decorar)

Preparación:

Empezaremos poniendo el chocolate a fundir en un cuenco de cristal a baño María dentro de una olla cubriendo el fondo con agua y a fuego medio. Una vez deshecho le añadimos las cucharadas de Nutella y seguimos removiendo hasta que quede completamente integrado. La Maizena, si se quiere utilizar se disolverá en un vaso leche fría, el resto de la leche la calentaremos un poco antes de añadírsela al chocolate y esto lo haremos poco a poco y sin dejar de remover, siempre con el cuenco al baño María y este en una olla a fuego lento ahora. Removemos durante unos 10 min. con una cuchara de madera hasta conseguir la textura deseada, finalmente añadiremos el vaso con la Maizena y seguiremos moviendo hasta que quede totalmente integrado. A mi personalmente me gusta que no quede muy espeso, pero si os gusta así, solo tendréis que poner menos leche a la mezcla. Recordad que una vez empieza a enfriar un poco tiende a espesar aún más.

Repartimos el chocolate caliente en las tazas y antes de servirlo podéis darle un toque con una cucharada de nata montada, quedará espectacular y nadie podrá resistirse!

Bizcocho Tierno de la Abuela 

Ingredientes:

  • 4 huevos grandes
  • 300 gr. de azúcar
  • 300 gr. de harina repostería
  • 1 sobre de levadura
  • 1 cucharita de bicarbonato sódico
  • 100 ml. aceite de oliva suave
  • 200 ml. leche entera
  • ralladura de un limón (a ser posible orgánico)
  • azúcar glas para espolvorear al final.

Preparación:

Precalentamos el horno a 170º. En un bol grande pondremos los huevos y el azúcar y con varillas eléctricas o procesador de alimentos (tipo Kitchen Aid) batimos hasta blanquear y triplicar su volumen. Añadimos a continuación, el aceite y batimos esta vez, a una velocidad más suave, seguidamente la leche y la ralladura de limón sin dejar de batir.

Una vez todo completamente integrado, dejaremos las varillas y ahora añadiremos la harina junto con el bicarbonato y la levadura y mezclaremos suavemente con una espátula o cuchara de madera. Una vez completamente integrado volcaremos la mezcla en nuestro molde, previamente untado con mantequilla. Esta receta es para un bizcocho grande, yo he utilizado un molde rectangular de 26 x 19 cms y como crece bastante, su aspecto final es como el de la foto, grueso y esponjoso!

Hornearemos durante una hora completa a 160º para que no se nos tueste la parte de arriba. Una vez comprobamos pinchando con un palillo, que este sale limpio, sacaremos, dejaremos enfriar un poco y luego si el molde nos lo permite desmoldaremos y enfriaremos en una rejilla (digo si nos lo permite, por que a veces cuando son moldes de unas medidas especiales y el bizcocho es grueso, las cosas se complican!)

Finalmente le espolvoreamos azúcar glas por encima y listo para servir!

Chocolate caliente y Bizcocho de la abuela

Tarta Tatin

Aunque me resulte difícil, hablar en primera persona, hoy lo haré, ya que es un post especial, en el que tengo que contar algunas cosas importantes y para esto necesito dirigirme personalmente a vosotr@s; familia, amigas, compañeras y seguidores del blog…

¿Cómo podría explicar de forma breve y clara, todo lo que pienso y todo lo que siento, en estos momentos?

Ahora, hace justo un año que junto con Patricia comenzamos a construir este pequeño blog… Un vehículo que nos conducía directamente al mundo virtual y nos permitía compartir con todos vosotr@s todo lo que la imaginación y la creatividad nos diera de sí. Teníamos la posibilidad de iniciar una aventura maravillosa… En nuestra maleta llevábamos sabores, recogidos en la historia de nuestra vida, pero también muchos valores, emociones y mucho cariño. Deseábamos contagiar a nuestros seguidores de nuestra ilusión y de nuestra fórmula relacional, que tantos buenos momentos nos había hecho pasar; la importancia de compartir, de cuidar, de nutrir emocionalmente a los que tenemos a nuestro alrededor. Partíamos de un sentimiento de gratitud por tener la suerte de tener muchas personas cerca, con las que nos sentíamos acompañadas, nos divertíamos, nos ayudábamos… tanto fuera, como dentro de la familia y sentíamos como el deber moral de trasmitirlo, de poder sembrar ese espíritu socializador.

Cuando nos pusimos manos a la obra, no me podía creer que con este blog, pudiese aunar todas las cosas que me apasionan a la vez, la cocina, el placer de recibir, la decoración de una mesa, las últimas tendencias… Años y años lectora compulsiva de revistas gourmet, de decoración, de eventos, de moda… Y por fin tenía la posibilidad de materializar todo lo que estaba en mi cabeza en forma de ideas. Y realmente así ha sido.

Un año intenso y lleno de experiencias inolvidables, he aprendido muchísimo y he disfrutado más. Me quedan muchos recuerdos y un tesoro, mi cuaderno de notas…, me quedo perpleja al leerlo, por todo el cariño y por todo el trabajo que se refleja en él y lo siento como las entrañas del blog, me sale una sonrisa al leer las primeras hojas, en las que incluso aparece la lluvia de nombres que barajábamos como posibles candidatos, incluso los colores que queríamos que le diesen identidad y  los posibles fondos y los tipos de letra… De estas primeras hojas hasta llegar al calendario de diciembre, en el que están fijadas las propuestas de recetas que pensábamos publicar, ahí quedan montones de recetas, calendarios mensuales, eventos destacables, recortes de imágenes inspiradoras, dibujos de bodegones, textos, datos de interés sobre los ingredientes, listas de productos de cada temporada…

Como todo viaje y como toda aventura, las rutas trazadas cambian, por las circunstancias, por las personas y por mil cosas más. Y en este cambio de ruta he pensado detenidamente y he decidido que era un buen momento para terminar mi viaje, muy orgullosa del trabajo realizado y con la tranquilidad de que va viento en popa y que se queda en muy buenas manos.

Ahora tengo ganas de tocar tierra firme una temporada y volver a ocupar mi tiempo libre en lo que realmente me encanta hacer, estar con los míos, disfrutar de una buena conversación con mis amigas y contagiarme de su buen rollo y de su alegría. Justamente todo lo que hacía antes y que me hacía mucha ilusión compartir en el blog, pero que paradójicamente había ido dejando, para ocuparme de él.

Antes de terminar quiero dar las gracias de corazón a mis hijos y a mi marido que durante este año, les he quitado más horas de las que hubiese querido, a mis hermanas, hermanos y sobrinas que han ayudado muchísimo con su ánimo, pero también socializando a tope este blog, a mis padres que les quiero muchísimo y que siempre confían en todo lo que hago y siempre les gusta…, a mis amigas que son un sol y siempre están muy cerca, incluso cuando como en este año, las he tenido un poco abandonadas, también a mis compañeras de trabajo que sin su humor y compañerismo no sé que hubiese hecho. También a las personas que incluso sin conocernos confiaron en nosotras, como Toni de “La Casona” que siempre nos ha ayudado muchísimo, prestándonos sus preciosos detalles que hacen más especiales las fotos, como Susana de “Susagna Guimerà” y Pilar con sus flores… Pasaría horas agradeciendo y contando las mil y una aventuras y anécdotas que son las que me llevo en la maleta de vuelta.  Desde luego agradezco de corazón  a mi compañera de viaje y amiga Patricia, con la que, ni que decir tiene, he vivido todo lo que hoy os trasmito. Estoy segura que conducirá este blog de forma impecable y os seguirá deleitando los sentidos con recetas buenísimas, con fotos cada día más bonitas, todo aderezado de buenas dosis de cariño.      

Me hubiese gustado despedirme con una receta navarrica, pero hubiese sido demasiado emocionante para mí y me hubiese costado todavía más poner palabras a mis emociones. He elegido esta tarta por varias razones, es una de mis preferidas y además es una receta francesa (los que me conocéis, sabéis que me apasiona la cocina francesa). Además, me la regalaron unos amigos, después de casi morirme literalmente al probarla. Espero que os encante.

Mil millones de besicos a todos!!!!

Tarta Tatin  

Esta receta, se puede hacer de varias maneras aunque el resultado es igualmente delicioso. Podéis hacer como nosotras caramelizando todo en el horno por fases, o también podéis utilizar un molde (o una sartén de hierro fundido) que os permita caramelizar la manzana al fuego, para después introducirlo al horno y terminar de preparar la tarta con la masa. Lo de la masa es otro factor que va a gustos, nosotras la hemos querido hacer con masa de hojaldre, pero hay quien prefiere la masa quebrada, como la original (comprada o realizada en casa, que es muy fácil), lo dejamos a vuestra elección.

Ingredientes:

  • 75 gr de mantequilla
  • 180 gr de azúcar blanca
  • 5 manzanas Golden o Reineta
  • 1 rollo de masa de hojaldre
  • Canela en polvo

Preparación:

Precalentamos el horno a 190º. Comenzamos cubriendo el fondo de un molde redondo (de unos 24 cm aproximadamente) con láminas finitas de mantequilla en pastilla y después espolvoreamos por encima el azúcar. Metemos en el horno 10 minutos hasta que ésta se derrita y caramelice.

Sacamos el molde del horno y colocamos las manzanas, peladas, descorazonadas y troceadas en cuartos, dejando la parte redondeada de las manzanas hacia abajo. Colocamos bien juntitas para que no queden espacios. Volvemos a meter en el horno 30 minutos (las manzanas tienen  que quedar asadas, con ese color característico y desde luego ese olor inconfundible). Una vez asadas las manzanas, volvemos a sacar el molde del horno y lo cubrimos con la masa de hojaldre, remetiendo lo que sobra de la masa por los laterales, presionando los bordes hacia dentro, de modo que las manzanas queden abrazadas. Pinchamos la masa y volvemos a meter en el horno otros 10 minutos (hasta que la masa quede doradita)

Sacamos del horno, esperamos unos minutos y aún caliente desmoldamos con cuidado. Si queremos, podemos añadir un poco de canela en polvo.  Se puede servir templada con un poco de helado de vainilla o con crema de leche, ambas opciones la complementarán…aunque por sí sola ya es una autentica delicia!

Sopa Dulce de Higos y Frutos Rojos

Sopa Dulce de Higos y Frutos Rojos

Septiembre…un mes que invita a meditar, a hacer nuevos propósitos, a preparar el recogimiento que nos obliga el invierno… cambios en la casa… las mantitas finas, los manteles, vajillas más adecuadas para las nuevas recetas….todo comienza a ponerse  en su sitio, el orden, la rutina. Nosotras en esa tarea estamos… ya  os contábamos la semana pasada, que preparar la despensa es uno de nuestros propósitos en estos últimos días de verano y desde luego disfrutar de estas bonitas tardes que estamos teniendo con los niños… paseando y recolectando frutas de temporada, hace unos días moras silvestres y ahora higos… ummmm,  nos encantan y no sólo comerlos, también verlos en la higuera, subirnos y recordar horas y horas de juegos en nuestra infancia…contarles  a nuestros hijos esas anécdotas y revivirlo con ellos no tiene precio!

Sopa Dulce de Higos y Frutos Rojos

Sopa Dulce de Higos y Frutos Rojos

Sopa Dulce de Higos y Frutos Rojos

Cuantas recetas se pueden hacer con los higos, infinidad! Justamente la receta que hoy os traemos, tuvimos la suerte de verla (alimenta con la vista) y probarla, buenísima! en una de esas cenitas con amigos al fresquito en la terraza, de esas de las que muchas veces os hablamos. En esta concretamente, Viçens y Montse nos sorprendieron con este postre entre muchísimos platos de escándalo, de los que cogimos buena nota para compartir con tod@s  vosotr@s.  Esta sopa, nos parece ideal para este tiempo, fresquita recordando al veranito, pero con ese toque que te hace pensar ya en el otoño… con el higo, con la mora, las frambuesas…y cualquier frutilla que se os ocurra.

Sopa Dulce de Higos y Frutos Rojos

Está buenísima y más fácil y rápida no puede ser. Lleva los cuatro básicos, leche, huevo, azúcar y canela. Después imaginación al poder. Como especial, desde luego la que os presentamos hoy, con un toque de jengibre fresco rallado, higos y frutos rojos … Pero también se puede prescindir del jengibre y mezclar con otras frutas.

Sopa Dulce de Higos y Frutos Rojos

Si tenéis una ocasión especial y os hace ilusión decorar el plato también con las flores comestibles,  los pensamientos, tenéis que saber que están tratados de forma especial para que sean comestibles y no son difíciles de conseguir, suelen tener en las fruterías y en algunos supermercados, generalmente en fin de semana y lo que no falla nunca es encargarlos.

Sopa Dulce de Higos y Frutos Rojos

Esta es una receta muy fácil y rápida de hacer, perfecta para sacarte de un compromiso de último momento. Como es un tipo de crema inglesa, y recuerda mucho a las natillas, la receta origina lleva vainilla, pero nosotras hoy la hemos querido hacer dándole este toque diferente. Importante saber que la incorporación del jengibre a la receta va a gustos si no, con la canela, ya quedará sabroso….pero dicho esto si decidís ponerlo, se tiene que poner en cantidad muy pequeña, ya que la gracia está en que deje un sabor muy sutil y esa sensación… cuando estás comiendo algo delicioso y no sabes bien a que sabe y tienes que detenerte a saborear por descubrir que lleva!

Ingredientes:

  • ½ Litro de leche
  • 6 Yemas de huevo
  • 140gr de azúcar glas
  • Jengibre rallado (una pizca)
  • Una rama de canela
  • 6 higos pelados
  • Frutos rojos al gusto

Preparación:

Comenzaremos dividiendo el azúcar en dos; en un cazo mezclamos una parte de azúcar con las yemas y batimos con varillas unos minutos.Vertemos la leche en otro cazo y la llevamos a ebullición, junto con la otra mitad del azúcar, pizca de jengibre rallado y la rama de canela, a continuación retiramos del fuego, dejamos unos 10 min. para que adquiera todo su sabor.

Ahora la pasaremos por un colador para retirar la canela y los restos que puedan quedar y la verteremos sobre las yemas con el azúcar, removiendo de manera suave. Volvemos a acercarlo al fuego y sin dejar de mover lo dejamos que cueza, (muy importante, evitando que vuelva a hervir) unos minutos más hasta que comience a espesar. Apartamos del fuego y dejamos enfriar

Su textura es de crema muy ligera, por lo que podéis servirlo en pequeños cuencos. En el momento de servir, la acompañamos con el higo, previamente pelado y cortadito en cuatro gajos, los frutos rojos. Esta crema, bien fresquita con sus frutitas acompañantes es un postre delicioso. Esperamos que os guste!!

Sopa Dulce de Higos y Frutos Rojos

Limonada de Verano

Limonada de Verano

Aquí estamos de nuevo, con una recetita de esas que nos gustan a nosotras…fieles a nuestro gusto por las cosas sencillas, hoy os traemos una receta de bebida! Una imprescindible en veranito, por ser de las más prácticas y saludables que podemos consumir en esta época del año. Es un gusto poder ofreceros una receta tan buena con ingredientes tan básicos. ¿Quien no tiene unos limones, un poco de azúcar y agua? Seguro que tod@s! Pues con ellos, podemos hacer esta delicia que para una tarde calurosa es ideal. A nosotras nos encanta  y a nuestros niños no digamos….se la van bebiendo con esa sonrisa en la cara que dice…quiero más! Verlos tomarse una limonada con su cañita y su rodajita de limón en las tumbonas del jardín, es de los más sanos placeres que existen, vivir en vivo y en directo su particular “dolçe vitta”… y a nosotras, las madres, se nos cae la baba, jajaja!!

Limonada de Verano

Tenemos 5 buenas razones para beber limonada en verano:

1- Hidrata y desintoxica: todos sabemos que beber agua es ideal para mantener una buena hidratación en verano, pero si a ésta le agregamos jugo de limón, su poder alcalinizante aumenta y puede neutralizar el ph ácido que caracteriza al exceso de productos de desecho en el cuerpo.

2- Inmuniza: la vitamina C es un potenciador del sistema inmune y en esta época, cuando más nos exponemos a la naturaleza, el limón puede ayudar a mantener las defensas del organismo en condiciones.

3- Ayuda a la digestión: una comida con limonada puede ayudar a digerir bien los alimentos.

4- Refresca: su sabor ligeramente ácido y dulce al mismo tiempo con el gran contenido acuoso de la limonada, puede ayudarnos a reducir el calor del cuerpo y así, aportar una sensación de frescura.

5- Protege: puede ayudarnos a prevenir golpes de calor, desequilibrios electrolíticos y el envejecimiento de la piel, ya que posee vitamina C, fósforo, potasio, sodio, azúcares simples, magnesio y hasta una mínima proporción de carotenos que junto al ácido ascórbico mantienen la integridad de la piel.

Os animamos a incluir esta bebida tan especial en vuestros habituales de verano y a disfrutarla en cualquier momento del día

Limonada de Verano

Limonada de Verano

Ingredientes:

  • 300 ml de zumo de limón recién exprimido ( 5 ó 6 limones medianos, a ser posible orgánicos)
  • 120 gr. de azúcar
  • 450 ml de agua bien fría
  • Hielo a gusto
  • Rodajas de limón para añadir
  • Hojitas de Menta o Hierbabuena

Preparación:

En un cazo mezclar el agua y el azúcar, calentar removiendo hasta que el azúcar esté bien disuelta. A continuación la verteremos en la jarra donde se va a servir y reservamos hasta que se enfríe. Después simplemente nos quedará añadirle el zumo de limón y los hielos, remover bien y echarle unas rodajitas de limón y unas hojitas de menta para darle un sabor más intenso. Servir de inmediato y a disfrutar de esta deliciosa y refrescante bebida!

 

Limonada de Verano

Leche Frita

Leche Frita

Es ya una constante en nuestro día a día encontrarnos con  vosotr@s, nuestras seguidoras del blog y que no podáis evitar preguntarnos: ¿Qué tenéis preparado para esta semana? Nos acercamos al final de la Cuaresma y no queríamos dejar de dar un plato, mejor un postre típico de estas fechas. No conseguíamos decidirnos, son todos tan caseros, tan de nuestra infancia que cualquiera de ellos era candidato perfecto! Al final, pensando en grandes y pequeños, en su dulce sabor y en todos los recuerdos que nos trae, nos hemos decidido por la leche frita! Ha sido muy divertido porque al ir diciéndolo, prácticamente tod@s habéis contestado con el mismo tono y las mismas palabras: Leche Frita!!!! mmm…hace años que no la pruebo, mi abuela me la hacía cuando…

Leche Frita

Con estas respuestas, aun hemos tenido más claro que acertábamos con la receta. Teníamos muchas ganas de traeros un postre casero, de los que gustan mucho y curiosamente se están perdiendo en los hogares en los que no hay cerca una abuelita, aunque sin embargo, sea uno de los más populares de nuestro país. Queremos que esta exquisitez no desaparezca, que vuelva a estar entre las recetas de nuestra generación y que nuestros niños nos la pidan!

Leche Frita

Leche Frita

Es un plato sano y uno de sus múltiples atractivos está en su bajo aporte calórico para su condición de “dulce”. Al estar rebozada y frita, su color es dorado, con un sabor y una textura cremosa, pero con consistencia. Para su presentación, tal y como lo hacemos nosotras, la superficie suele estar espolvoreada con azúcar glass y con canela. Para los más atrevidos, se puede flambear con un buen licor que le da un toque muy especial!

Leche Frita

Leche Frita

Ingredientes:

  • 750 ml. Leche entera
  • 2 yemas de huevo
  • 60 gr. de harina fina de maíz (Maizena)
  • 75 gr. de azúcar
  • 40 gr. de mantequilla sin sal
  • La cáscara de un limón (a ser posible orgánico pues el sabor es increíble)
  • 1 ramita de canela
  • 1 vaina de vainilla o una cucharita de extracto de vainilla puro.
  • Margarina para engrasar el molde
  • Harina y 2 huevos para rebozar
  • Canela en polvo y azúcar glas para espolvorear

Preparación:

Empezaremos poniendo toda la leche menos una taza, que reservamos, en una olla o cazo con la cáscara del limón (previamente bien limpio y sacada su cáscara con un pelador evitando la parte blanca), la ramita de canela, la mantequilla y las semillas de vainilla (que habremos sacado con mucho cuidado abriendo la vaina) a calentar a fuego medio hasta que hierva. A continuación apartamos y lo reservamos, dejando que ésta llegue a infusionar durante unos minutos. La taza de leche fria que habíamos reservado la mezclaremos con la Maizena removiendo bien para que no queden grumos (que evitarás si viertes la leche sobre la Maizena y no al revés).

Mientras en otra olla batimos con las varillas eléctricas en velocidad mínima, las yemas y el azúcar hasta que la mezcla blanquea, le añadimos la taza de leche con la harina de maíz, batiendo bien  y a continuación, volcaremos a través de un colador, la leche aromatizada. Pondremos a fuego medio removiendo de manera constante durante unos 10-12 minutos hasta que espese.

Ahora ya tendremos molde o fuente que vamos a utilizar, engrasado con un poco de margarina. Este tema realmente va a gustos, pues a nosotras nos gusta más finita pero hay quien prefieren los cortes de leche frita más gruesos, pues en función de esto elegiremos la fuente. Volcamos la crema en el molde y extendemos de manera que la superficie quede lo más lisa posible, y cubrimos con un film transparente a ras de la crema, para que no cree costra, y lo dejamos enfriar completamente. A continuación lo meteremos el el frigorífico durante varias horas (2 ó 3 mínimo), o incluso hasta el día siguiente!

Para freir, volcaremos la crema ya cuajada en un plato o bandeja, cortaremos en rectángulos o cuadrados, pasaremos cada trozo por harina (de trigo normal) y huevo batido; freiremos en una sartén con abundante aceite de oliva suave, a fuego medio para que no se nos queme el huevo. Los iremos sacando cuando ya estén dorados y los pondremos en papel absorbente para quitarles cualquier exceso de aceite. Ahora dejamos enfriar un poco y espolvoreamos con un colador,  azúcar glas (o si preferís azúcar normal) mezclado con una cucharita de canela en polvo. Y ya están listas éstas delicias!

Leche Frita

Susana, del blog Delantal o Mandil, nos ha propuesto participar en el Recetario Mañoso de Cuaresma, que es un blog creado por varios bloggers aragoneses, y con cuya iniciativa, hacen repaso a los platos típicos de ésta época del año. No hemos podido resistirnos y con esta receta colaboramos con ellos en su fabuloso recetario, que se publicará en su blog el 12 de abril.

Esperamos que disfrutéis mucho haciendo esta receta en casa durante los días de vacaciones!