Archivo de etiquetas| Zanahorias

Penne con Salsa Ragú {alla bolognese}

Penne con salsa Ragú

Por aquí estoy de nuevo, ayyy cuanto he tardado, lo sé, de verdad que intento no tardar tanto, pero sigo con el ordenador a medio gas, lo cual no ayuda …  Y, además voy de cráneo con mil otras cosas que llevo entre manos….. Y que ya os iré desvelando pues a pesar de que me tienen muy liada, me hacen muchísima ilusión!

La receta que pensaba traer hoy se suponía que iba a ser dulce, según mis planes ….Y además con chocolate! Para agradecer a Chocolates Valor el maravilloso estuche repleto de muchas de las variedades de chocolate de ésta firma (lo cual agradezco igualmente de corazón!!) …. pero como …. “una propone y Dios dispone” y la ley de Murphy existe, (si, existe!!) pues no ha podido ser! Así que queda pendiente para muy próximamente una deliciosa recetita dulce y de chocolate, que ya sé que sois muchos los chocolateros que me seguís!!

Sigue leyendo

Albóndigas Caseras

Albóndigas Caseras con Salsa

A pesar de que la semana pasada pensábamos que ya había llegado el otoño (no por fechas sino por clima)…parece ser que aquí en nuestra zona, el “veranillo de los membrillos” se resiste a marcharse! Seguimos teniendo sol y altas temperaturas para estas fechas…así es que seguimos disfrutando de las actividades al aire libre, los aperitivos en la playa (hoy domingo hemos disfrutado de uno colosal!), los paseos en bici al atardecer y todo lo que se nos ocurre con los peques para aprovechar estos últimos coletazos veraniegos.

Albóndigas Caseras

Lo que sí es cierto, es que al caer la tarde refresca y ya apetece abrigarse un poco. Empezamos a pensar en recetas que nos inspiren la llegada del otoño, los platos calientes, la verdura de temporada, los aromas a laurel y tomillo…mmmmm….el olor a esos platos de cuchara que tanto nos gustan, los guisos, el caldo casero… que ganas tenemos ya del cambio de estación!

Esta recetita que hoy os traemos es habitual en casa, de las recetas de mamá que siempre echas de menos cuando estás fuera, sencilla y de sabores de toda la vida…a los niños les encanta pues, lo de hacer “barquitos” de pan en su salsa es lo más!! …y a nosotras las mamis también, ya que el alimento está asegurado, al llevar carne y verdura. Un delicioso plato completo y nutritivo para empezar a coger ideas!

Albóndigas Caseras con Salsa

Albóndigas Caseras

Esta es de esas recetas que en casa, cuando somos muchos los domingos a comer, se preparan de toda la vida y no queda ni una!!! Nosotras por la influencia de Patri en la cocina hemos utilizado un vino fino de la tierra (marco de Jerez) para la salsa, pero podéis utilizar cualquier vino blanco que tengáis a mano. Aquí os explicamos como hacer las albóndigas, o sea las bolitas de carne, pero también podéis comprarlas ya hechas a vuestro carnicero habitual, que en la mayoría de los casos son buenísimas y generalmente recién preparadas. También podéis prepararlas en casa y congelarlas previamente pasadas por harina, así solo tendréis que freírlas y realizarles la salsa en el momento que lo necesitéis. Lo de pasarlas por harina, también va a gustos, ya que hay  quien las prefiere pasadas por pan rallado.

Ingredientes ( para unas 24 albóndigas aproximadamente):

  • 1/2 kg de carne de ternera picada
  • Aceite para freír las albóndigas.
  • Ajo, perejil, miga de pan remojado en leche, huevo batido y harina (para las bolitas de carne)
  • 1 cebolla grande o 2 medianas
  • 2 ó 3 dientes de ajo
  • Perejil
  • Hoja de laurel
  • 1/2 vaso de vino Fino de Jerez
  • 1 cucharada sopera de harina
  • Guisantes y zanahorias (pueden ser congelados)
  • 800 ml  de caldo (vegetal o de carne)

Preparación:

Empezaremos aliñando y preparando la carne para elaborar las albóndigas, poniéndola en un bol sazonamos de sal y pizca de pimienta, le añadimos un diente de ajo y perejil muy picadito. Añadiremos también la miga de un par de rodajas de pan previamente remojadas en leche y escurridas, comenzaremos a mezclar y a continuación le agregaremos un huevo pequeño batido y terminaremos de amasar, recordar no amasar demasiado.

Hecha la masa, con las manos se hacen las bolitas del tamaño deseado, se pasan por harina (o pan rallado según el gusto) y se fríen en el aceite puesto en la sartén al fuego (también se pueden freír en la freidora, aunque se os puede oscurecer bastante vuestro aceite debido al huevo de las albóndigas) . Una vez bien doraditas se van colocando en una fuente y se apartan.

En una olla baja de hierro fundido (tipo arrocera), se echa aceite hasta cubrir el fondo (según tamaño de la olla) y se fríe la cebolla picada muy menudita. Mientras en un mortero se machacan los ajos con las hojas de una rama de perejil y se le añade sal. Una vez la cebolla está transparente y empieza a dorar se le echa la hoja de laurel y el contenido del mortero y se deja sofreír a fuego medio. A continuación añadimos la cucharada de harina y removemos para que ésta fría. Seguidamente añadiremos el vino y sin dejar de remover, un par de minutos más tarde agregaremos los guisantes y las zanahorias a trocitos.

Dejamos sofreír unos minutos y ya podremos volcar nuestras albóndigas, mareamos un poco más antes de añadirle el caldo que deberá de cubrir 2/3 de las mismas. Se corrige de sal si fuera necesario y se pone a fuego fuerte hasta que comience a hervir, seguidamente se baja el fuego se deja cocer suavemente con la olla destapada unos 10 minutos a que se consuma un poco el caldo y la salsa espese un poco.

Ya tendremos listas nuestras albóndigas, esperamos que os gusten. A la mesa y a disfrutar!!!

Albóndigas Caseras con Salsa

Crema de Calabaza y Zanahorias con Virutas de Parmesano

Crema Calabaza

Desde que hemos empezado con la aventura de trasladar nuestras ideas y recetas a las páginas de nuestro Blog cada semana, nos hemos convertido en verdaderas adictas…adictas a las fantásticas revistas de cocina, a los maravillosos libros de recetas, a esos Blogs que nos alucinan con sus fotos, sus textos y sus riquísimos platos. Las horas se pasan sin que nos demos ni cuenta y ha llegado a convertirse en una autentica terapia para los sentidos.

Nos encontramos con toda nuestra inspiración al alza…con cientos de platos que nos apetece cocinaros, con miles de ideas para enseñaros y con infinitos  trucos por descubrir…sentimos una gran emoción decidiendo las recetas que os vamos a presentar, ensayando en nuestras cocinas platos que unos mejor que otros van saliendo y perfilando el listado de lo que será nuestro Blog en estos próximos meses.

Crema de Calabaza

Para nosotras todo lo que sea cocinar y elaborar platos pensando ya sea en nuestras familias, amigos e incluso ahora en vosotr@s que nos seguís, se está convirtiendo en uno de los grandes placeres de nuestra vida! Para nuestra “entrada” de hoy nos hemos decidido por un plato de cuchara, que dicho sea de paso nos encantan, una cremita de esas que sientan tan bien ahora que todavía las temperaturas siguen bajas y que por la noche cuando llegamos a casa el cansancio no nos deja pensar en nada que requiera un gran esfuerzo. Una receta sencilla, rápida, sana y sabrosa…para que pedir más!

Crema de Calabaza

Crema de Calabaza y Zanahorias con Virutas de Parmesano

Es una de nuestras cremas favoritas y aunque fácil de hacer, el sabor adquiere diferentes matices dependiendo de las cantidades de sus ingredientes. Otra variación que depende del gusto de quien la vaya a cocinar es el hecho de añadirle productos lácteos como los quesitos, la nata o incluso la Crème Fraiche, que si bien es verdad le dan un sabor suave y muy cremoso, también se pierde parte del sabor de las verduras. Nosotras cuándo la crema la van a comer los peques, siempre le ponemos los quesitos, pues a ellos les alimenta y la comen más fácilmente.

Crema de Calabaza

Ingredientes: (para 6 personas)

  • 500 gr. de calabaza (aproximadamente)
  • 2 puerros
  • 3 ó 4 zanahorias
  • 1 nabo
  • 1 patata mediana (opcional)
  • 400 ml. de caldo de pollo o vegetal
  • 4 cucharadas soperas de aceite de Oliva
  • 50 gr. de mantequilla
  • sal y pimienta
  • Queso Parmesano en virutas

Preparación:

Empezaremos pelando y cortando la verdura. En una olla grande  y profunda (nosotras utilizamos la olla rápida pues para este tipo de recetas realmente es un momento tener lista una buena crema) pondremos el aceite de oliva y una vez caliente le añadiremos la mantequilla (a fuego medio), que aunque le aporta algo más de grasa también le da un sabor exquisito!  Añadimos el puerro, el nabo y la zanahoria troceados y rehogamos unos 5 minutos, hasta que el puerro comienza a estar transparente, a continuación la calabaza y la patata troceada (la damos como opcional pero realmente aporta suavidad y textura a nuestra crema)  salpimentamos y seguimos cocinando unos minutos más.

A continuación vertemos el caldo o si se prefiere agua para cubrir la verdura, si necesitamos más liquido siempre estaremos a tiempo de añadirlo más tarde para poner la crema con la textura preferida. Ahora es el momento de tapar la olla y dejarlo hervir unos 15 a 20 minutos si utilizamos olla convencional, si nos decidimos por la olla rápida pues tardaríamos solo unos 6 ó 7 minutos. Una vez transcurrido el tiempo comprobaremos que la calabaza y especialmente la patata están tiernas. Ya solo nos queda triturar con la batidora y para darle una textura más fina pasamos por el pasapurés y corregimos con algo más de caldo, sal y pimienta si lo vemos necesario.

A nuestros peques les vuelven locos los picatostes, nosotras a la hora de servir tenemos ya preparados unos trocitos de pan fritos en una sartén con abundante aceite caliente. Y por supuesto nuestras virutas de Parmesano, que le darán un sabor muy especial a la crema.

Este tipo de crema admite muchas variaciones, hay quien le añade una cucharadita de curry amarillo, manzana, brécol o incluso naranja pero en cualquiera de sus formas, bien calentita, sienta de maravilla!

Crema de Calabaza